Machu Picchu, un viaje al pasado inca

221

Perú.- Machu Picchu, o Montaña Vieja, es una ciudad inca, que le dejará sin habla por su grandiosidad y hermosos paisajes.

Sus templos, andenes y canales de agua fueron construidos con grandes bloques de piedra que encajan unos con otros con exactitud, sin argamasa que los una.

Fue reconocida como Patrimonio Cultural de la Humanidad, por tratarse de un importante centro cultural que refleja la vida durante el imperio inca.

[pullquote]La principal recomendación es salir muy temprano hacia la ciudadela, pues el acceso cierra a las 11 de la mañana[/pullquote]

Está ubicada a 112.5 kilómetros al noreste de Cusco, en la provincia de Urubamba, a 2.153 metros sobre el dnivel del mar, lo que hace más sorprendente la hazaña de haberla erigido, llevanlo los peñascos a semejante altitud, en una época en la cual no existían las facilidades tecnológicas actuales.

Machu Picchu fue construida en el siglo XV a pedido del inca Pachacútec, y se encuentra dividida en dos sectores: el agrícola que consta de varias terrazas artificiales destinadas para la siembra, y la ciudad, con sus 140 edificios y plazas, entre las cuales destacan el Templo del Sol, el Templo de las Tres Ventanas y el Templo Principal.

Templo del Sol

La temperatura oscila entre los 6 y los 29 grados centígrados. Las lluvias se producen durante casi todo el año, particularmente de diciembre a abril.

Fue declarado “Santuario Histórico del Perú” el año 1981, por su importancia para la preservación de la historia y la cultura inca.

Se puede llegar a Machu Picchu en tren, autobús, caminando, o a través del Inca Trail, una aventura trekking para los más osados.

Tren a Machu Picchu

La principal recomendación es salir muy temprano hacia la ciudadela, pues el acceso cierra a las 11 de la mañana.

Machu Picchu abre a las 6:30 de la mañana, para permitir a los visitantes disfrutar de uno de los espectáculos naturales más hermosos: ver el amanecer desde la ciudadela.

Una vez allí recorra la zona central, las terrazas de siembra y los templos. Además de las vistas panorámicas, tome gran cantidad de selfies, si le gustan, pues luego al verlas le permitirán apreciar las dimensiones y la grandeza de la zona arqueológica donde se encontraba.

Es el sitio ideal para tomar impresionantes fotografías

Wayna Picchu es otro paseo que se puede realizar. La Montaña Joven, como se le conoce, es ideal para la práctica del senderismo, pero los tours deben ser reservados con anticipación, pues solamente admiten a 400 personas diariamente.

No se puede comer en la ciudadela, por lo que le recomendamos ir bien desayunado, y llevar un termo con agua. Es buena idea empacar unas barras energéticas o unas frutas para consumirlas a la salida, pues seguramente tendrá hambre luego de tanto caminar.

Los zapatos cómodos son indispensables, así como la ropa holgada. No está de más llevar un poncho o una ropa de abrigo a la mano, pues las temperaturas bajan con rapidez, así como una gorra o sombrero para protegerse del sol en horas del mediodía.




One thought on “Machu Picchu, un viaje al pasado inca

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *