Macri reforzará la política de derechos humanos de Argentina en el exterior

142

El Gobierno de Argentina se dispondrá a instrumentar en lo inmediato la segunda etapa de su estrategia de reinserción de la Argentina en el mundo, para eso se dispone a desplegar todo un plan para reforzar la política de derechos humanos de la gestión de Mauricio Macri en el plano internacional.

La idea central de esta iniciativa será apuntalar el mensaje de que en la Argentina “funciona a pleno el Estado de derecho y se cumple con todos los requisitos de estándares de derechos humanos”, según graficó a Infobae un destacado funcionario de la Casa Rosada.

En la práctica esta estrategia buscará desterrar la idea de “Macri-dictadura” que muchas ONG argentinas y del exterior diseminaron en distintos foros internacionales en los últimos tiempos y que le generó fuertes dolores de cabeza el año pasado a Macri con dos conflictos puntuales: el caso de la muerte de Santiago Maldonado y la detención de la piquetera kirchnerista Milagro Sala.

Presentación del programa

El tema de este nuevo plan ya fue abordado por el propio Presidente con sus ministros de Justicia, Germán Garavano; el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj y el canciller Jorge Faurie.

La presentación del programa nacional de derechos humanos que hizo el Gobierno estará acompañada en el plano internacional por tres hechos concretos: la designación de Paula Bertol como embajadora ante la OEA; el nombramiento inminente del ex vicecanciller Carlos Foradori –durante la gestión de Susana Malcorra– como embajador de organismos multilaterales en Ginebra y el despliegue de propuestas concretas que hará la Argentina en diversos foros para profundizar la presión a Venezuela en el cumplimiento de los derechos y libertades individuales.

“Tuvimos dos años de trabajo intenso para reinsertar a la Argentina al mundo en el plano internacional desde lo económico y descuidamos la política de derechos humanos en los foros internacionales“, admitió ante Infobae un funcionario que interviene de lleno en la nueva estrategia del Gobierno.

La idea del Gobierno es que desde la Secretaría de Derechos Humanos se trabaje en equipo con Bertol y Foradori para darle mayor énfasis al plan de derechos humanos y que se difunda más este eje que Macri quiere destacar en su nueva etapa de reinserción de Argentina en el mundo.