Macron va en busca de la mayoría parlamentaria

115

Francia-. Los ciudadanos franceses votarán este domingo bajo fuertes medidas de seguridad en la primera vuelta de las elecciones legislativas, con el movimiento del presidente Emmanuel Macron como favorito.

Un mes después de que Macron, de 39 años, se convirtiera en el mandatario más joven de la historia del país, más de 47 millones de franceses regresaran a las urnas para elegir a 577 diputados, entre 7.877 candidatos.

Los ciudadanos franceses votarán este domingo bajo fuertes medidas de seguridad en la primera vuelta de las elecciones legislativas, en unos comicios que se celebran en un contexto de fuerte amenaza terrorista, luego de una ola de atentados yihadistas que han cegado la vida a 239 muertos desde 2015.

El martes pasado, las alarmas volvieron a encenderse cuando un hombre, que juró lealtad al grupo terrorista Estado Islámico, atacó con un martillo a un policía frente a la turística catedral de Notre Dame de París.

Los sondeos pronostican que el partido de Macron, La República en Marcha (LREM), conseguirá entre 370 a 400 diputados, de acuerdo con diferentes proyecciones, con los que superaría ampliamente la mayoría absoluta de 289 escaños.

No obstante, los analistas se muestran prudentes ya que se prevé una baja participación, lo que genera incertidumbre sobre el desenlace final. La abstención podría establecerse entre 49% y 60%, de acuerdo con las últimas encuentras, una cifra récord de los últimos 60 años.

Estos comicios son cruciales para el presidente centrista, quien necesita una mayoría sólida a fin de implementar sus ambiciones reformas y sacar a Francia del estancamiento económico.

La victoria del partido de Macron confirmaría la erosión de los partidos tradiciones de Francia, con la irrupción de una nueva generación de diputados los cuales renovaría profundamente la Asamblea Nacional.

[pullquote]Cerca de la mitad son mujeres, en respeto de la igualdad de género, y la edad promedio es de 48,5 años. [/pullquote]

La república en Marcha presentó un total de 530 candidatos a las elecciones legislativas, de los cuales la gran mayoría proceden de la sociedad civil, cumpliendo con la renovación política que promueve Macron.

El déficit de notoriedad o la falta de experiencia de sus candidatos parece no afectar al movimiento antes mencionado, que se beneficia de la imagen positiva del presidente que empezó su mandato con el pie derecho en el ámbito doméstico e internacional.