Entretenimiento

“Making a murder” causó revuelo

La serie documental de Netflix “Making a murder” (Haciendo a un asesino) ha influenciado un poco en el área de la justicia para liberar o condenar a los protagonistas. Pero no solo esta serie ha causado este impacto, otras mas también lo han logrado.

En el próximo episodio de la serie documental Brendan Dassey, uno de los condenados de por vida por el asesinato de Teresa Hallbach, va a ser liberado luego de estar 10 años en prisión.

Dassey confesó el asesinato durante un interrogatorio cuando tenía 16 años. “Las repetidas falsas promesas (de la policía, que le aseguró que no tenía nada de qué preocuparse) consideradas en conjunto con factores relevantes como la edad de Dassey, sus limitaciones intelectuales y la ausencia de un adulto, convierten la confesión en involuntaria bajo la Quinta y la Catorceava enmiendas”, fue lo que dijo el juez sobre el caso.

Este documental se estrenó en 2015 y explica el caso de Steven Avery y su sobrina Brendan Dassey, quienes fueron condenados por el asesinato de la mujer antes mencionada. Making a murder ha generado un montón de artículos y comentarios, no solo a nivel de producción audiovisual, sino también por las fallas que muestra el sistema judicial.

Orta serie que demuestra estas fallas es “Serial” estrenada en 2014. Tuvo millones de descargas. Su primera temporada mostraba a la periodista Sarah Koening investigando el caso de Adnan Syed, quien fue condenado por el asesinato de su novia.  Nunca se llegó a una conclusión absoluta.

Tres meses después del fin de la primera temporada, la corte de apelaciones le permitió a Syed meter una apelación para alegar que su abogada no había hecho bien su trabajo. En el 2016 se le dio oportunidad para un nuevo juicio.

“The Jinx” estrenada en 2015 como una miniserie documental por HBO narra la vida del millonario Robert Durst. Este hombre había sido absuelto de casos de asesinato o desaparición. Para este programa el director consiguió hablar con el propio Durst, con familiares y amigos.

Durante el penúltimo episodio de la serie, Durst no logra diferenciar su letra de la que aparece en la carta que escribió el asesino del caso Berman. Al final, olvida el micrófono y admite haberlo hecho. Fue dictada una orden de captura y podría ser condenado a pena de muerte.

Marketing Digital Experience

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close