martes, septiembre 21, 2021
InicioInternacionalesMarcos Peña reconoció el impacto sobre las clases bajas

Marcos Peña reconoció el impacto sobre las clases bajas

Argentina.- El jefe de Gabinete reconoció la complicada situación de las clases más vulnerables, pero consideró necesarias las medidas económicas para evitar un mal mayor.

Marcos Peña, jefe de Gabinete, realizó un realista análisis de la situación que atraviesan algunos sectores sociales en consecuencia a las primeras decisiones económicas tomadas por la administración de Cambiemos.

En diálogo con radio La Red, el funcionario aseguró: “sin duda estamos en el peor momento, somos conscientes de eso, y trabajamos en todas las medidas posibles para que no se profundice”.

De esta manera, Peña expresó su pleno “acuerdo” con las conclusiones del observatorio social de la Universidad Católica, en relación a la preocupación expuesta sobre la fragilidad del empleo y el crecimiento de la pobreza. Sin embargo remarcó que el informe “es preliminar” y que el de fin de año es definitivo.

[pullquote]sin duda estamos en el peor momento, somos conscientes de eso[/pullquote]

Las declaraciones surgen en medio de una polémica provocada por los dichos del asesor político del Presidente, Jaime Durán Barba, quien durante un almuerzo con Mirtha Legrand negó que en la Argentina haya personas que mueran de hambre.

Refiriéndose a las declaraciones del asesor ecuatoriano, Peña afirmó que Durán Barba “habla por él”, y aseguró que desde el Gobierno se está trabajando para que no ocurran este tipo de situaciones.

“No me animo a decir que no haya ninguno, si me a animo a decir que estamos trabajando muy fuerte para que no los haya”, dijo Peña, y admitió que el Gobierno “hoy por hoy, no tiene reportes” de este tipo de situaciones.

Estas pronunciaciones se realizan en vísperas de la difusión de un nuevo informe realizado por el Observatorio Social de la Universidad Católica (UCA) sobre el índice de pobreza en la actual coyuntura. Extractos del relevamiento y declaraciones del director del observatorio, Agustín Salvia, proyectan un aumento nuevo aumento de la pobreza, a la vez que desestiman los beneficios que pudiera haber presentado la ley anti-despidos, como también bajan la nota a las expectativas sobre las inversiones.

Pese a las difíciles circunstancias, el jefe de Gabinete quiso dejar en claro que, si bien la situación es desalentadora, es necesario confrontarla “con que el país hubiera terminado de quebrar”, como ocurrió “en 1989 y 2001”.

Realizando así una comparación entre uno de los períodos más catastróficos de la historia argentina en términos económicos- por no decir sociales y políticos- y la contemporánea coyuntura recesiva y deficitaria que atraviesa el país, Peña explicó: “El país lo recibimos quebrado, y justamente el mayor aporte que estamos haciendo es evitar una crisis estructural. Según los números de diciembre, en cualquier otro contexto, estaríamos en la situación de 1989 o 2001”.

Además, estimó que los costos que está pagando la ciudadanía por las dificultades económicas habría que confrontarlas con “cómo hubiese sido si el país hubiese terminado de quebrar”.

Finalmente, insistió en que la inflación descenderá a partir del segundo semestre, y ahí reactivarán las inversiones, sumado al plan de obras públicas.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments