Mario Kempes le respondió a Maradona

122

La crisis que atraviesa la nación petrolera enfrentó este martes a dos exestrellas del fútbol argentino; Diego Maradona, quien dijo estar dispuesto a ser soldado del presidente Nicolás Maduro; y Mario Kempes, que criticó su apoyo. 

Maradona, capitán de la selección argentina campeona en el Mundial México-1986, mandó un mensaje de respaldo a Maduro, en donde se ofreció como “soldado” de la revolución bolivariana.

“Somos chavistas hasta la muerte. Y cuando Maduro ordene, estoy vestido de soldado para una Venezuela libre, a fin de pelear contra el imperialismo y los que se quieren apoderar de nuestras banderas, que es lo más sagrado que tenemos”, dijo Maradona, de 56 años, por medio de Facebook.

En un mensaje que lleva también la firma de su pareja, Rocío Oliva, Maradona añadió: “Viva Chávez, viva Maduro, viva la revolución. Vivan los venezolanos de pura cepa, no los venezolanos interesados e involucrados con la derecha”.

[pullquote]El Mercosur- integrado por Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay- suspendió el pasado fin de semana a Venezuela por “ruptura del orden democrático”[/pullquote]

Kempes, goleador de la selección campeona en el Mundial Argentina 1978, no tardó en reaccionar en su cuenta en Twitter.

“Diego Maradona cómo puede apoyar la muerte de 124 jóvenes, por defender la libertad y la democracia de su país. No a la dictadura”, redactó el exjugador, de 63 años, con dos banderas venezolanas.

Venezuela atraviesa una fuerte crisis política, social y económica, con protestas opositoras que han dejado unos 125 muertos en los últimos cuatro meses.

Las señales de aislamiento internacional luego de la instalación de la polémica Asamblea Constituyente impulsada por Maduro, y rechazada por la oposición así como por la comunidad internacional, no cesan de caer sobre el gobierno venezolano.

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad al Hussein, denunció el martes el “uso generalizado y sistemático de fuerza excesiva y detenciones arbitrarias contra los protestantes” e incluso “torturas”, mientras el secretario general del organismo, Antonio Guterres, expresó estar preocupado de que Venezuela se esté distanciando de la paz.

El Mercosur -integrado por Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay- suspendió el pasado fin de semana al país por “ruptura del orden democrático”.