viernes, septiembre 17, 2021
InicioInternacionalesMató a su padre para poder cobrar su herencia

Mató a su padre para poder cobrar su herencia

Venezuela.- A Eduardo José Silva Azuaje se le cayó la coartada que había planeado, luego que mató a su padre para poder cobrar la herencia. Lo que hizo no tiene perdón: le arrebató la vida a puñaladas a su propio padre, y todo por ambición.

Detectives del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) lo desenmascararon. Silva Azuaje no tuvo más remedio que aceptar su culpa.

Lea también Muertos en dique minero en Brasil llegó a 166

Hijo mató a su padre por dinero

El atroz suceso ocurrió la madrugada del miércoles, dentro de la residencia que ambos compartían, signada con el número 109, ubicada en la avenida Bolívar, perteneciente a la población de San Francisco de Asís, en el estado Aragua, al norte de Venezuela.

El despreciable homicida mató a su padre, Osvaldo José Silva Vargas, de 70 años, de cinco puñaladas en el pecho y luego lanzó el cuerpo sin vida a un tanque subterráneo lleno de agua.

Además, el desalmado hombre trató de encubrir y simular el asesinato escribiendo una carta, donde describía que su padre se había suicidado porque estaba deprimido debido a  los problemas que acarreaba la situación del país. Colocó el escrito a orillas del tanque.

Posterior a su crimen, se dirigió al eje de homicidios de Villa de Cura y, mostrándose destrozado del dolor, le contó a los funcionarios que su señor padre había decidido quitarse la vida por tales circunstancias.

Una comisión policial se trasladó hasta el lugar del supuesto suicidio. Una vez en el sitio, extrajeron el cadáver del anciano, y lograron apreciar las cinco heridas punzo penetrantes.

Evidentemente las alarmas se encendieron y Silva Azuaje fue detenido inmediatamente.

El caso fue notificado  a la Fiscalía, y se ordenó una prueba grafotécnica para corroborar si mentía o no. También se analizaron otros elementos.

Los resultados de la investigación determinaron que el hijo habría asesinado a su padre; por ello, lo sometieron a intensos interrogatorios. Eduardo Silva entró en contradicción y no le quedó otra alternativa que asumir su autoría material.

Los detectives agregaron que lo había hecho porque quería quedarse con la herencia de su padre.

Por el delito de parricidio, el hombre podría enfrentar una condena de entre 18 a 25 años de prisión, según indicó una fuente policial.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments