Matthew Perry celebra sus 50 años en medio de una fuerte crisis

201

En medio de rumores de depresión, adicciones y soledad, el actor Matthew Perry arribó a sus 50 años el pasado 19 de agosto.

Al parecer Perry ha sido el único actor de la recordada serie Friends que no pudo estabilizar su vida debido a las fuertes adicciones que lo han acompañado a lo largo de su carrera.

Recientemente cuando se hizo pública la posibilidad de un reencuentro del sexteto para celebrar 25 años de la serie, medios del espectáculo sacaron a la luz el estado actual en el que se encontraba Perry, quien fue fotografiado desaliñado y demacrado.

 Según la última encuesta de fanáticos de “Friends” realizada a través de Twitter, el personaje Chandler interpretado por Matthew Perry es el personaje favorito de la histórico sitcom que se estrenó el 22 de septiembre de 1994 hasta el 6 de mayo de 2004.

Una vida de soledad

Pese a haber sido uno de los personajes más queridos, el éxito que tuvo en el pasado no fue suficiente para que Matthew logre avanzar

Las diez temporadas como Chandler Bing afectaron la vida cotidiana del actor, quien atravesó sus últimos años en medio de adicciones al alcohol y a los estupefacientes como las píldoras de “vicodin”, además de varias entradas y salidas a centros de rehabilitación.

Se pudo conocer que desde hace mucho tiempo Perry no participa en ninguna producción cinematográfica y sólo vive del dinero que generó en sus años de Friends o sus participaciones especiales que ha realizado en una u otra serie.

Es importante señalar que en  la actualidad, el actor reside en un lujoso hotel de la ciudad de Nueva York, destacando que Perry sólo deja su departamento para dirigirse al hospital.

En el 2018 al actor lo trasladaron de urgencia a un centro de salud debido a una perforación gastrointestinal, por lo que actualmente acude con regularidad a sus citas de control.

Según la información publicada por el sitio especializado Radar Online Perry “es un desastre si lo comparamos con su tiempo en Friends”.

En medio de una entrevista Perry expresó que nunca pudo lidiar con la fama ya que ésta no acabo con los problemas que siempre han aquejado su existencia.

“Durante ocho años estuve encantado de ser famoso. Hasta que me di cuenta de que la fama no iba a arreglar las cosas que no funcionaban. Creía que la popularidad me haría feliz pero no fue así. Todo eso me llevó a una profunda depresión”.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *