Mauricio Macri está a la espera que la crisis de Argentina sea la última

Mauricio Macri está a la espera que la crisis de Argentina sea la última

Argentina.- Mauricio Macri llegó a la presidencia de Argentina con la fachada de empresario que, desde una visión gerencial, “arreglaría los problemas que dejó el kirchnerismo”. Pero en lo que lleva de mandato, casi tres años, ha cosechado una devaluación histórica cercana a 100%, que según analistas se debe al haber priorizado el sector financiero.

Sin embargo, Mauricio Macri no perdió tiempo en expresar que su esperanza es que esta sea la última crisis que vea la Argentina, pero que no saben si se puede venir otra tormenta en el mundo.

Durante una conferencia de prensa, el viernes 7 de septiembre, el primer mandatario argentino señaló que pueden ser ellos los responsables de que esta sea la última crisis, “pero tenemos que trabajar en conjunto para seguir poniendo los problemas sobre la mesa, decir la verdad y encontrar la solución”.

Así mismo, Mauricio Macri reconoció que en la actualidad el Estado gasta más dinero del que dispone, “eso condena que los argentinos no puedan desarrollarse, porque se genera inflación y la inflación es lo que los castiga”.

Sin embargo, aseguró que el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) los va a tranquilizar, por lo que espera que aprueben pronto el presupuesto.

“Somos optimistas que va a ir bajando y vamos a ir a una inflación de un dígito”, apuntó el mandatario argentino.

Lea también Los supervivientes del terremoto en México hablaron de sus experiencias

El comienzo de la crisis en el Gobierno de Mauricio Macri 

El Gobierno de Mauricio Macri empezó a recorrer el camino de la devaluación en 2015 al liberar el dólar y “abrirse al mundo”, tras un control cambiario impuesto por el gobierno anterior. Desde entonces comenzó el círculo demanda, oferta y fuga de capital del dólar, en beneficio de los sectores exportadores.

El sector financiero marcó el ritmo del tipo de cambio y es el más beneficiado con abultadas ganancias en dólares, es decir, todo el capital que entraba al país, salía con ganancia triplicada.

En una primera instancia la devaluación fue consciente y acordada con el capital nacional. Luego, lo que ocurrió este año, es que la devaluación fuerte tiene más que ver con un mecanismo estrictamente financiero.

El Gobierno puso a disposición divisas porque el mercado las demandaba, entonces pidió más dinero al FMI para satisfacer a este sector. Las negociaciones del Fondo Monetario Internacional con cualquier país en crisis va de la disminución del gasto público.

Michelle Rodríguez

Michelle Rodríguez

Profesora de Castellano, Literatura y Latín. Magíster en Literatura Latinoamericana, egresada de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador - Instituto Pedagógico de Caracas.
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email