Mauro Federico reveló su lucha para sacar a su hijo de las adicciones

198

La visita del periodista Mauro Federico a la Mesa de Mirtha sirvió para que este revelará su historia familiar. El comunicador se convirtió en un ejemplo para la audiencia, al confesar que ayudó a su hijo a salir de adicciones.

En el ciclo nocturno de Mirtha Legrand, Federico sacó a colación el calvario que vivió junto a su familia. Su hijo enfrentó fuertes adicciones y sólo en familia lograron sacarlo adelante.

En tal sentido, en el programa transmitido el sábado, Mauro  habló sobre su libro. El autor considera que este texto es de gran importancia, ya que recoge sus experiencias.

Se trata del libro “Familia adicta, un padre y un hijo cuentan cómo es salir del infierno”. En este texto revelador y aleccionador, el escritor reseña estas vivencias.

La historia relata situaciones que claramente son comunes en personas con adicciones. Por tanto, el libro se convierte en un manual de vida para aquellos que lidian con estos problemas.

Mauro Federico Lucha por adicciones unió su familia

Paso a paso narra las vivencias junto a su hijo Ariel para ayudar a sacarlo de mundo de las drogas. Según reveló, el joven de 26 años en la actualidad, comenzó con el consumo de marihuana cuando tenía 11.

“Ariel estaba en lugares que no tenía que estar, con compañías que no debía tener” dijo Mauro. Explicó que su hijo formaba parte de una banda de garage con chicos de 22 años. Como los otros eran más grandes les pareció natural que el chico fumara.

Aclaró que el libro está escrito en primera persona porque quería darle esa visión personal. Sólo de esa forma logró recrear una realidad muy dura para su familia.  “Yo jamás consumí, pero la adicción es una enfermedad que te dobla la vista y te saca perspectiva”, aseguró.

Sobre el plan terapéutico, explicó que en el fueron participes todos los de su familia. Aunque considera que fue un proceso largo y tedioso, les dio los resultados que tanto esperaban.

“Cuando entran en el vicio no saben cuándo se sale. Todo depende de la evolución”. Supo que algo iba mal a los 13 cuando pidió tener una planta de marihuana en casa. Sus amigos justificaron que seguramente era algo que había visto en televisión. A los 16 años, sin control de sí mismo acudió a su padre por ayuda. 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *