martes, octubre 26, 2021
InicioDeportes"Me tenían que echar a patadas"

«Me tenían que echar a patadas»

Avellaneda.- Independiente no para de obtener victorias consecutivas y una de las grandes figuras del equipo y del torneo desde que volvió la competencia es, sin dudas, Martín Benítez. Sí, aquel delantero misionero surgido de las inferiores que desde que debutó en el 2011 no ha parado de recibir críticas e insultos cada vez que saltaba al campo. Luego de no tener participación, ir al banco de suplentes o ni siquiera estar entre los planes de los entrenadores, Mauricio Pellegrino lo ha puesto bien físicamente y hoy en día es un jugador clave para la ofensiva y el sistema táctico del conjunto de Avellaneda. Frente a Defensa y Justicia, otra vez convirtió el gol que significaría a la postre la sexta victoria de Independiente y la que hace ilusionar a los hinchas con pelear bien arriba.

El delantero enfrentó los micrófonos y contó sus sensaciones luego del partido:

«Siempre confié en mi, pero de Independiente me tenían que haber echado a las patadas, porque es un Club grande y yo lo valoro mucho y estoy agradecido de estar acá».

A su vez, fue más lejos en el análisis y dio su opinión acerca de su pasado y de una posible salida del club en el futuro:

«Yo de la única forma en la que quiero irme de Independiente es saliendo campeón».

Otro de los jugadores que contó sus sensacionse después del pitazo final fue Jesús Méndez, uno de los mimados de la hinchada y de gran actualidad, siendo clave su aporte en el mediocampo: tanto en la faz defensiva como en la faceta ofensiva:

«Se que la gente se ilusiona, pero nosotros tenemos que mantener la calpa porque todavía quedan muchos partidos. Ahra se nos viene la Copa entre semana y para nosotros es una final. No tenemos que enloquecernos. Venimos ganando, pero tenemos que seguir trabajando con mucha humildad».

También, se refirió a los rumores de su retiro del fútbol profesional luego de los problemas personales que tuvo en el último tiempo:

«Cuando se termine mi contrato, que es en diciembre, veré si sigo o si no. Por mi padre, por mis hermanos, es un momento difícil. Dejar de jugar no es la solución, pero uno prioriza la familia y lo veré llegado el momento. A mi me costó mucho llegar a donde estoy, pero con lo que me pasó te aparece la duda. Cuando llegue diciembre, veré que es lo mejor para mi y para Independiente. Por ahora, disfruto mucho de estar acá».

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments