Medalla de plata para Calvo en taekwondo

65

Mientras muchos dormían en su país natal, en Río de Janeiro la española Eva Calvo seguía luchando y escribiendo nuevas páginas en la historia del taekwondo español. La atleta madrileña tomaba el puesto de Brigitte Yagüe hace ya cuatro años en Londres 2012 y, al igual que ella, se quedaba con una medalla de plata olímpica. Lo logró en la categoría de 57 Kg, en la que además puede haber sido el último combate para ella, ya que antes de estos Juegos se estaba planteando cambiar de peso.

[pullquote]La medalla de plata ya la tenía al empezar la final y acabo de perder el oro. Soy consciente de que es una medalla en unos Juegos y mañana estaré más contenta, supongo[/pullquote]

La final por la medalla de oro era de alto voltaje. Eva es la número dos del mundo y se enfrentaba a la británica Jade Jones, quien es la número 1 y además campeona del mundo y, desde hoy, doble campeona olímpica.

La medalla de plata ya la tenía al empezar la final y acabo de perder el oro. Soy consciente de que es una medalla en unos Juegos y mañana estaré más contenta, supongo“, dijo Calvo.

Ya en el segundo asalto, Eva salió mucho más agresiva y puntuó muy rápidamente en dos ocasiones rápidas, a costa de encajar un sólo golpe. Después la española siguió su táctica agresiva y anotó tres puntos más, al golpear en la cabeza a la británica Jones.

En el segundo, ambas puntuaron de manera consecutiva llegando el marcador a un importante 8 a 7 para Jade Jones. Una patada más a la cabeza de la británica acabó por obtener una distancia ya decisiva, hasta el 16 a 7 final.

Eva se había puesto como objetivo la final, tras remontar tanto en octavos de final como en cuartos de final un 3 a 0 en contra. Primero lo logró ante la tailandesa Phannapa Harnsujin con un 6 a 5 y después, en cuartos de final, frente a la iraní Kimia Alizadeh Zenoorin, con marcador de 8 a 7. En ambas luchas, la madrileña se llevó el combate por la mínima diferencia. Ya en semifinales, le ganó a la egipcia Hedaya Wahba, con el golpe de oro.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *