México: Consulta a nativos concluye el 20 de enero

239

México.- La consulta a los pueblos originarios de Ciudad de México concluirá el próximo 20 de enero.

La información fue suministrada a través de un comunicado del Instituto Electoral de la ciudad capital, en el cual se indicó que este proceso tiene como finalidad que los pueblos originarios reciban información y lleguen a acuerdos sobre sus derechos, que serán plasmados en la Constitución de la Ciudad de México.

[pullquote]Si las comunidades no están de acuerdo, los artículos en discusión no podrán ser aprobados por el Pleno de la Asamblea Constituyente[/pullquote]

La fase de preparación de esta consulta concluyó el 6 de enero, el periodo informativo cerró el pasado 8 de enero y la fase deliberativa se desarrolló hasta el 15 del mismo mes.

El periodo de recepción de actas y diálogo estará abierto hasta el lunes 16 de enero, la sistematización de los resultados concluirá el 19 de este mes y el 20 de enero se entregará el informe.

Esta convocatoria fue dirigida a los pueblos, barrios originarios y comunidades nativas de la Ciudad de México.

En su fase organizativa se tomaron en cuenta diversos ordenamientos nacionales e internacionales en materia de derechos de los pueblos originarios, como la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas y el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo, así como la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en los artículos 1 y 133.

Los pueblos originarios decidirán sobre la incorporación de sus derechos en la nueva Constitución

Una de las novedades de esta consulta fue que durante el proceso de asambleas donde se discutió y deliberó el contenido de la Constitución, no se permitió la presencia de autoridades gubernamentales, partidos políticos o cualquier persona ajena a los pueblos originarios.

Si el resultado de la consulta arroja que estas comunidades no están de acuerdo con los artículos en discusión, como se trata de un proceso vinculante, los mismos no podrán ser aprobados por el Pleno de la Asamblea Constituyente.

El informe final, con el resultado de la consulta, elaborado por la Comisión de Pueblos y Barrios Originarios y Comunidades Indígenas Residentes se entregará a las diversas asambleas representadas en el proceso.

Violaciones en los procesos de consulta

En agosto de 2016 la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) señaló que en México existía una sistemática violación a la autonomía y libre albedrío de las comunidades indígenas.

Esta aseveración se basó en el análisis de otros procesos refrendarios, en los cuales según la Comisión, se simuló que se les pedía opinión a las comunidades sobre proyectos de obra pública o inversión privada en sus tierras.

Pero según los estándares de la Organización Internacional del Trabajo, establecidos en el convenio 169, se determinó que para que una consulta sea realmente válida, tiene que ser previa al proyecto, de manera libre, informada, de buena fe y culturalmente adecuada.

“México está incumpliendo con la deuda que tiene con los pueblos indígenas”, advirtió en esa oportunidad Luis González, miembro de la CNDH, durante la presentación pública de la recomendación general 27 sobre el Derecho a la Consulta Previa de los Pueblos y Comunidades Indígenas.

Un ejemplo emblemático es el caso de las 15.000 familias mayas que enfrentaron severas dificultades económicas, porque en 2009 el gobierno mexicano autorizó la siembra de miles de hectáreas de soya transgénica a la empresa estadounidense Monsanto, que terminó contaminando la miel que los indígenas exportaban a Europa.

En 2016 la Comisión Nacional de Derechos Humanos recomendó al Gobierno de Enrique Peña Nieto, al Senado y a los congresos federales y locales que propusieran iniciativas que generaran legislaciones para regular el procedimiento de consulta.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *