México descendió 28 posiciones ante el Índice de Percepcion de la Corrupción

87

Ciudad de México.- Según el informe elaborado por Transparencia Mexicana y Transparencia Internacional, el Índice de Percepción de la Corrupción (IPC) en México, cayó 28 lugares, ocupando el lugar 123 de 176 naciones evaluadas.

De acuerdo con el Índice, por su ubicación geográfica, México es distinguido en la integración económica entre los países de América en donde tiene acuerdos de libre comercio con 11 países, de los cuales solo dos se ubican con una puntuación menor: Guatemala y Nicaragua. En comparación con sus dos principales socios comerciales, Canadá y Estados Unidos, éstos se ubican muy por encima del país con 82 y 74 puntos.

Esto deja entrever que las medidas anticorrupción que adoptó México el último año no habrían sido suficientes para elevar la posición del país en el Índice de Percepción de la Corrupción.

[pullquote]De acuerdo al índice del año pasado, el país se había ubicado en la posición 95 de 168.[/pullquote]

Según reportes de Expansión, si se compara a México en el bloque de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) y MINT (México, Indonesia, Nigeria y Turquía), considerados así por tener las economías emergentes de mayor importancia, el país ocupa el puesto número 7, arriba de Rusia y Nigeria.

Es por esto que, con respecto al Grupo de los 20, integrado por las 20 economías mundiales más grandes y dinámicas que en conjunto representan el 88% del Producto Interno Bruto (PIB) mundial, México sólo supera a Rusia, ocupando el penúltimo lugar. Este conjunto de países cuenta con un Grupo de Trabajo Anticorrupción (GTA) desde el que asumen compromisos para combatir este delito.

Asimismo, transparencia Mexicana y Transparencia Internacional señalaron que no basta con asegurar la transformación institucional, sino que estas deben acompañarse de acciones sistemáticas para desmantelar las redes de corrupción que afectan a un número importante de las instituciones públicas del país.

A su vez, las organizaciones encargadas de este tipo de análisis, hicieron algunas recomendaciones, tales como investigar de manera exhaustiva las redes de corrupción entre empresas y funcionarios, o la creación de una Fiscalía General de la República capaz, autónoma e independiente que no dependa de la política interna ni de la política externa.

“México debe comenzar la transición de la Procuraduría General de la República hacia una Fiscalía General, asegurando una discusión técnica y abierta, así como apertura en el proceso de designación de su titular”, afirma el informe.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *