viernes, septiembre 17, 2021
InicioInternacionalesMéxico: El misterioso Peña Nieto

México: El misterioso Peña Nieto

México.-Entre lunes y martes estaba programado que el Consejo Político Nacional del PRI designaría a su nuevo dirigente nacional. La presidenta interina del partido, Carolina Monroy, dijo en la víspera del jueves que iniciaría el proceso para hacer la convocatoria.

Enrique Peña Nieto resolvió, en vista de sus tiempos, más allá de trámites y procedimientos, que el destinatario de su deseo sacara la cabeza. Enrique Ochoa, director de la Comisión Federal de Electricidad, tras una comparecencia en el Senado, respondió las preguntas de la prensa. Afirmó, “El mayor honor sería presidir al PRI”. Ochoa recogió rituales que son caducos para un PRI que está.Ochoa no es ajeno al PRI, pero no tiene un ADN tricolor.

Fue compañero de cuarto de Alejandro Murat, gobernador electo de Oaxaca, cuando estudiaron sus posgrados en la Universidad de Columbia, en Nueva York. A partir de ahí, se hizo cercano a su familia. Ochoa era funcionario en el gobierno de Peña Nieto y se aproximó al círculo interno del entonces candidato presidencial del PRI. Él le pidió a su asesor Aurelio Nuño la elaboración de la Reforma Educativa, hizo el trabajo fino en la redacción de la iniciativa cuestionada.

No pertenece a la forma oligárquica de gobierno priista, pero tampoco es un joven (nació en 1972). No tiene experiencia de partido, pero sí en materia electoral. Estos antecedentes ya ocasionarían un análisis sobre si dentro del partido, alguien que no tiene raíces ni trabajo de calle con las estructuras, sino que proviene de la élite gubernamental a la que más le achacan los negativos que contribuyeron a sus recientes derrotas electorales, podrá ser un factor de división más que unión, de resta más que suma. ¿Acaso de escisión? El presidente Peña Nieto no tiene la aprobación dentro de su propio partido, donde cada vez son más notorias las diferencias con su forma de conducción nacional. Pero no parece importarle mucho.

Eligió a Ochoa, con quien tiene una muy buena relación y a quien llama de manera espontánea y regular a Los Pinos para hablar de temas que no tienen que ver con el sector energético. Tan indiferente parece ser el presidente a lo que pasa en las calles, que la prensa interrogó a Ochoa después de presentarse ante legisladores que lo llamaron para que explicara por qué incrementó las tarifas de electricidad, que era el ejemplo que presumía el gobierno como los beneficios que acarreaba la Reforma Energética. Se puede decir, al enemigo público del día de millones de mexicanos porque sus recibos de luz subirán.

Entonces, ¿Por qué piensa el presidente que Ochoa es el mejor calificado para el timón del PRI en la peor época de su existencia? Sería interesante una introspección en la mecánica de su mente político-electoral. Pero esto es retórico, porque no va a suceder.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments