lunes, septiembre 27, 2021
InicioInternacionalesMéxico: Ex-militar quiere gobernar en Tijuana

México: Ex-militar quiere gobernar en Tijuana

México.- El controversial ex-militar, Julián Leyzaola le da despertado tener interés en participar ahora en la política para tomar las riendas en el territorio de Tijuana, es por ello que está buscando votos para aspirar en ser el próximo alcalde de esa ciudad.

El teniente coronel Julián Leyzaola, de 56 años de edad, logró pacificar dos de las ciudades más inseguras y violentas de México. Leyzaola forma parte de una leyenda en esos territorios limítrofes debido a la lucha inalcanzable de la guerra contra el narcotráfico, en esos años que eran muy turbulentos debido a la alta peligrosidad de los que ejercían control sobre los dominios mexicanos.

En diciembre del año 2006, Leyzaola fue enviado a las autoridades castrenses para dirigir la Policía de Tijuana, una ciudad localizada en la Baja California. El ex-militar tiene un temperamento de personalidad fuerte y dominante que hacía intimidar la vida de los narcotraficantes que los maltrataba y amenazaba con matarlos.

Leyzaola logró asesinar a uno de los maleantes en una estación de gasolinera, que estaba portando uniforme de policía que se había robado un camión de valores en el año 2008.

[pullquote] «Prefiero andar en la calle echando bala que en la política, es más fácil» afirma el ex-militar quien mantiene su posición en hacer vida política en la ciudad de Tijuana. [/pullquote]

El futuro candidato a gobernador de la localidad tijuanense se había trasladado desde el año 2011 a Ciudad Juárez, otra de las localidades más peligrosas y tenebrosas ocupados por los grandes grupos de los carteles del narcotráfico. Así como el ex-militar se encargó de reducir los altos índices delictivos que había para el momento, implementó esos métodos que aplicó en Tijuana.

Para mayo del año 2015, un sicario intentó asesinar a Leyzaola. «Me intentó disparar cuatro veces. Él buscaba mi cabeza, pero el arma se trabó y yo traté de arrebatársela. Me apuntó desde más lejos, la bala me entró por el cuello y otra más abajo», comentó.

La bala lo perforó ocasionándole daño severo entre la quinta y sexta vértebra que finalmente lo dejó paralítico al pacificador de las ciudades más violentas de México.

Para octubre, Leyzaola se encontraba deprimido y devastado por su condición al punto que él prefería mil veces morir a quedarse limitado físicamente.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments