fiscales

México se convirtió en una nación sin fiscales

105

México.- El análisis no deja lugar a dudas. La República de México cruza por una de las peores crisis de derechos humanos de su historia según los fiscales. Se encuentra a punto de romper este año todas las marcas de asesinatos y las imputaciones de corrupción caminan de la mano de la impunidad por un sendero que parece no tener final. Todo ello en cercanías de unas elecciones presidenciales decisivas para el devenir del país.

méxico

Así, el consenso entre los expertos y fiscales resulta abrumador: la única manera de salvar al enfermo es con instituciones sólidas. La realidad en alusión al tratamiento es desoladora: los tres tribunales que conseguirían combatir estos inconvenientes se encuentran descabezadas y la disputa sobre la futura fiscalía general, entrampada en la grilla política.

Según reseñó el portal de El País, el mandatario, Enrique Peña Nieto, se vanagloria de haber sido el presidente que ha liderado las primordiales transformaciones de la nación: la reforma fiscalizadora, energética, y de telecomunicaciones.

Hasta mediados del período todo eran vítores para él. La corrupción, que le han magullado a él claramente o casos como la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa han sobrecargado el final de su mandato.

Así, ¿la reforma de la justicia y la edificación del Estado de derecho son acaso la primordial necesidad del país?

Crisis en México por falta de fiscales

Todo el sistema de procuración de justicia se encuentra en una crisis nunca vista”, argumentó Luis Pérez de Acha.

Este abogado y doctor perteneciente a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) considera que el declive no resulta nuevo: “El modelo se ha ido desatendiendo sucesivamente, no se puede pensar que salió de la nada, son rezagos históricos”, aunque advirtió que no todo se encuentra perdido: “De estas dificultades vienen las fortalezas, es donde tienen que brotar nuevos y distintos escenarios”.

En este sentido, durante esta semana, tres significativas instituciones (la UNAM, el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) y el Instituto Nacional de Ciencias Penales) advirtieron de la necesidad de colocar en marcha una transformación contigua y vertiginosa del sistema.

“Nos encontramos ante un vacío no exclusivamente de quien encabeza algo, resulta más complejo, es un vacío asociativo que a afecta a la legitimidad de los órganos del Estado”, manifestó José Roldán, profesor del CIDE.