México se muestra conservadora ante los homosexuales

118

México.- La Constitución de Ciudad de México ha reconocido el derecho al matrimonio igualitario. Sin embargo, en las calles los homosexuales aún son víctimas de disputas y desencuentros.

Hace algunos meses, el presidente de México, Enrique Peña Nieto (EPN), formalizó la iniciativa de los matrimonios de la comunidad Lesbianas, Gays, Bisexuales y personas Transexuales (LGBT) en toda la República, pero el Congreso de los Diputados rechazó la propuesta de ley. El matrimonio aún no es legal en todo el país.

[pullquote]”20 por ciento de las personas de la comunidad LGBT han sido víctimas de actos discriminatorios y 14 por ciento fueron rechazadas por su orientación o identidad sexual”, como figura en la primera Encuesta Nacional sobre Homofobia y el Mundo Laboral en México.[/pullquote]

Sin embargo, el pasado 10 de enero la Constitución de la Ciudad de México aprobó el derecho al matrimonio entre parejas del mismo sexo. Aunque la ley ya había sido aprobada en 2010 con la enmienda al artículo 146 del código civil para el Distrito Federal, el artículo número 16 de la nueva Carta capitalina ratificó el derecho como constitucional.

Por otro lado, la Comisión Nacional de Derechos Humanos y la organización Espolea realizaron la primera Encuesta Nacional sobre Homofobia y el Mundo Laboral en México, donde quedó revelado que “20 por ciento de las personas de la comunidad LGBT han sido víctimas de actos discriminatorios y 14 por ciento fueron rechazadas por su orientación o identidad sexual”.

Así le ocurre también a los homosexuales en sus actividades cotidianas donde ven en la Ciudad de México su único reflejo de una sociedad moderna y abierta, donde podrían mostrar libremente sus preferencias sexuales sin necesidad de esconderse.

Es que medios locales reseñaron que una pareja gay que va de la mano por la calle puede sentir las miradas de las personas que les rodean. No son insultados, ni amenazados físicamente, pero notan que están siendo observados.

Es por eso que muchos prefieren establecerse en la capital, porque allí existen espacios para bailar, tener relaciones sexuales y tomarse una copa. También socialmente son aceptados sin tabúes.

La sociedad mexicana se caracteriza por ser machista y tal vez por esa razón se les dificulte aceptar con facilidad la homosexualidad. Incluso en el ámbito laboral, cuando es necesario el trabajo de todos para ayudar a mejorar la economía del país. Más en estos momentos, que los mexicanos se enfrentarán a unas nuevas medidas por parte de la administración presidencial de Donald Trump.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *