Mezquita Al-Aqsa en Jerusalén se incendió a la par de Notre Dame

349

El pasado lunes, mientras un voraz incendio devoraba la catedral de Notre Dame, en París, otro igual consumía uno de los salones de la mezquita Al-Aqsa, en Jerusalén. 

La Explanada de las Mezquitas es el tercer lugar santo del islam, tras La Meca y Medina. También se le considera como el lugar más sagrado del judaísmo, ya que en el monte Moriá se sitúa la historia bíblica del sacrificio de Isaac. 

Lea también Catedral de Notre Dame ardió en llamas

Incendio en la mezquita Al-Aqsa

El incendio en el salón de la mezquita Al-Aqsa causó daños reducidos en la Explanada de las Mezquitas, tanto así que el sitio sigue abierto, según información de las autoridades.

Tal parece que las llamas dañaron un puesto de guardia en la parte superior de una sala de oración, dijo el Waqf, la fundación islámica bajo control de Jordania que gestiona el lugar.

Todo ello porque el fuego fue “extinguido rápidamente”, según la policía israelí, que añadió que se investigaban las causas.

Por su parte, la fundación musulmana indicó que un grupo de niños que estaban jugando iniciaron el fuego. Sin embargo, no dio más precisiones al respecto.

“Mientras la catedral de Notre Dame ardía en París, la sala de oración en la mezquita al-Aqsa en Jerusalén también estalló en llamas #Palestine”, informó en Twitter la cuenta Days of Palestine. 

Un lugar sagrado 

La Explanada de las Mezquitas, de aproximadamente 15 hectáreas, se encuentra en la Ciudad Vieja en Jerusalén Este, parte Palestina ocupada por Israel.

El sitio también es el lugar más sagrado del judaísmo, que lo venera con el nombre del Monte del Templo. Los judíos no tienen autorizado rezar en él, puesto que todos los accesos están controlados por las fuerzas israelíes.

Este lugar sagrado es uno de los más disputados. La pugna sobre el derecho de los judíos a rezar y visitar el Monte del Templo es histórica. El 29 de octubre de 2014, hubo un atentado contra el activista israelí Yehuda Glick que lucha por el derecho de judíos de rezar en este lugar. Yehuda Glick sobrevivió el ataque tras un largo tratamiento en terapia intensiva.

En octubre de 2016, el Consejo Ejecutivo de la Unesco, con apenas seis votos en contra de sus 58 miembros, adoptó una resolución en la que afirmó “la importancia de la ciudad vieja de Jerusalén y sus murallas para las tres religiones monoteístas”.

La resolución condena el aumento de las agresiones israelíes contra los civiles, personalidades religiosas islámicas y sacerdotes, las medidas adoptadas contra la libertad de culto y el acceso de musulmanes a la mezquita al-Aqsa; al tiempo que deplora los ataques continuos por extremistas y fuerzas uniformadas israelíes.



Profesora de Castellano, Literatura y Latín. Magíster en Literatura Latinoamericana, egresada de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador - Instituto Pedagógico de Caracas.


One thought on “Mezquita Al-Aqsa en Jerusalén se incendió a la par de Notre Dame

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *