Michel Temer recortó ocho ministerios

72

Brasil.- El Gobierno de Michel Temer formalizó el recorte de ocho ministerios, una medida ya puesta en práctica en mayo al asumir la presidencia de forma interina.

El mandatario firmó la ley que reduce de 32 a 24 el número de carteras ministeriales, según comunicó el Gobierno. La reforma eliminó definitivamente el Ministerio de Comunicaciones y el de Mujeres, Igualdad Racial, Juventud y Derechos Humanos, entre otros.

El recorte ministerial de Temer generó polémica al momento del anunció, entre otras cosas por la eliminación inicial del Ministerio de Cultura. Esta cartera en específico fue reabierta poco después debido a la presión social y las fuertes protestas, por lo que ahora seguirá siendo parte formalmente del Ejecutivo.

Otros ministerios eliminados fueron el antiguo Ministerio de Desarrollo Agrario y la Contraloría General, así como varias Secretarías que poseían rango ministerial.

La expresidenta Dilma Rousseff, en octubre de 2015, había cerrado algunos de los 39 ministerios que tenía para el momento. Decisión que tomó que buscaría reducir el abultado aparato estatal en tiempos de crisis.

Según estimaciones, Brasil cerrará el 2016 por segundo año consecutivo con una recesión de más del 3%, después de haber registrado un fuerte crecimiento económico en la década anterior.

La nueva administración anunció además la agrupación de varias tareas en una sola cartera, por ejemplo la transferencia de las antiguas funciones de comunicaciones al nuevo Ministerio de Ciencia, Tecnología, Innovaciones y Comunicaciones.

El conservador Temer también fue criticado en mayo por haber formado un primer Gabinete integrado únicamente por hombres blancos. Esto fue considerado como representativo sólo de las élites de poder, en una nación en la que casi la mitad de la población es mestiza.

Hace tres semanas, Temer designó por primera vez a una mujer como miembro de su Gabinete, al nombrar a Grace Mendonça para dirigir la Procuradoría General.

Temer, del centroderechista Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), asumió hace un mes la presidencia de Brasil, que ya ejercía de forma interina desde mayo por la suspensión temporal de Dilma Rousseff.

La mandataria brasileña fue destituida el 31 de agosto por el Senado, después de ser acusada de manipular presupuestos para maquillar el déficit público. Su caída fue el fin a 13 años de Gobierno del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT).




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *