Michelle Bachelet declaró en el caso Caval

88

El día de ayer, desde la Presidencia avisaron a los periodistas acreditados en La Moneda que el ministro del Interior, Jorge Burgos, iba a realizar una alocución en el Palacio.

Luego de diez minutos aproximadamente, el Jefe de Gabinete salió de una reunión con el vocero de Gobierno, Marcelo Díaz, hacia el Patio de Los Naranjos, lugar donde ha revelado una información que, hasta ese momento, había permanecido en secreto. La presidenta Michelle Bachelet había dado declaraciones ante el fiscal Sergio Moya en el marco de la investigación del caso Caval.

Es la primera vez que es interrogada en la indagatoria sobre los terrenos en Machalí adquiridos por la empresa de su nuera, Natalia Compagnon, quien fue imputada por declaraciones de impuestos falsos, quedando con posición nacional y firma mensual.

En el momento que el magistrado Luis Toledo conducía la investigación, rechazó tomar declaraciones a Bachelet. Fuentes del caso expresan que después aparecieron antecedentes, de distintos imputados, sobre que la Presidenta tenía conocimientos del negocio y, básicamente, de la entrega del crédito del Banco de Chile por $ 6 mil 500 millones a la empresa de su nuera, en el año 2013.

De esta manera, la intención del fiscal Moya habría sido aclarar qué tan ciertas eran los rumores. Uno de los testimonios es el que ha entregado el exoperador político y exasesor de Caval Juan Díaz el 20 de abril. Según quienes conocen esa declaración, Díaz -imputado en el caso por soborno, ventajas indebidas y facilitación de documentación falsa- habría indicado que la Presidenta sabía de los negocios de Caval.

Así, las mismas fuentes añaden que una de las interrogantes que se le ha planteado a Bachelet fue si ella sabía de la gestión de Caval para obtener el crédito, a pesar de que el interrogatorio también se enfocó en otras aristas del caso.

La declaración ha quedado con carácter de secreto durante 40 días.

El ministro Burgos expresó que se ha decidido informar públicamente la diligencia luego de una conversación que él mismo sostuvo con la Mandataria, en la que fue Bachelet quien tomó la decisión de dar a conocer que había declarado en la causa.

El cambio en la decisión fue para obviar que en la opinión pública se relacionara su comparecencia ante el fiscal con una información que había aparecido la noche del jueves en el sitio web de la revista Qué Pasa, en la que se revelaron intervenciones telefónicas a Díaz.

En esas llamadas, obtenidos por Carabineros, Díaz le aclaraba a una tercera persona, que hasta ahora no está identificada, que Compagnon le había indicado que Bachelet debía recibir un beneficio económico por el negocio en Machalí.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *