Michelle Bachelet reestructura su gabinete

125

Chile.- En las últimas horas, la presidenta chilena Michelle Bachelet tomó la decisión de pedir la renuncia a algunos miembros de su gabinete. Lo hizo de una manera poco ortodoxa, durante una entrevista a un popular programa de televisión.

Haga click aquí para ver la entrevista completa.

“Me voy a dar 72 horas para tomar la decisión de quiénes se quedan y quiénes se van”, explicó en la entrevista transmitida por el canal 13. El presidente del Partido Socialista, Osvaldo Andrade, anunció que su colectividad ejercerá un pleno respaldo a la decisión que tome la mandataria.

El único ministro ratificado hasta el momento es el canciller Heraldo Muñoz, quien se encuentra actualmente en La Haya, en medio de los alegatos por la demanda de Bolivia por acceso al mar.

“En el caso del canciller, la presidenta tiene una muy buena evaluación de su desempeño, particularmente del rol que ha cumplido coordinando al equipo que representa a Chile en La Haya, por lo tanto está ratificado en su cargo”, señaló Álvaro Elizalde, ministro portavoz del gobierno.

La crisis política en Chile ya es una realidad que tomó a muchos por sorpresa. Es la primera vez que sucede en el país andino y en toda Sudamérica. El pedido de renuncia se da en un contexto político bastante delicado para la mandataria, quien tuvo que afrontar duros escándalos de corrupción, enfrentamientos con la oposición y una importante baja de los índices de aprobación.

Con la medida, Bachelet espera dar un golpe de timón y elevar su popularidad que, según un sondeo del Centro de Estudios Públicos, se encuentra dividida entre un 29% que aprueba la forma en que conduce su gobierno, mientras que un 56%, lo desaprueba. Esto implica un alza de 13 puntos porcentuales.

“Este, sin lugar a dudas, es el peor registro de evaluación que se haya tenido” en sus dos gobiernos, sostuvo el coordinador de Políticas Públicas del CEP, Ricardo González. La cifra es además la tercera mayor desaprobación que haya tenido un gobierno en 15 años, solamente superado por el 62% obtenido por Sebastián Piñera (en noviembre-diciembre del 2011) y el 59% registrado en abril de 2012.

De acuerdo al sondeo, un 55% piensa que Bachelet está gobernando “peor” de lo que esperaba;  un 22%, que el gobierno ha actuado con firmeza y un 72%, que lo ha hecho con debilidad.

En cuanto a los atributos de la mandataria, un 30% la percibe como cercana y 66% lejana; a un 33% le da confianza, mientras que al 62%, no. La desconfianza aumentó 15 puntos entre noviembre y abril, meses marcados por el caso Caval, escándalo en el cual estuvieron involucrados el hijo y la nuera de Bachelet.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *