Michelle Obama salió al rescate de Clinton

Estados Unidos.- Michelle Obama acompañó la campaña de Clinton en Calorina del Norte.

Detrás de una cortina negra, aparecieron Hillary Clinton y Michelle Obama, caminaron juntas hasta el micrófono identificado con el slogan de la campaña de la demócrata “Más fuertes juntos” para terminar abrazándose y  elogiándose.

Por un lado, Clinton preguntó si había alguien más inspirador que la primera dama, mientras que Obama le agradeció a Clinton su “generosidad de espíritu” y larga trayectoria.

Clinton, una de las figuras políticas con peor imagen en Estados Unidos, compartió ayer el escenario por primera vez en lo que va de campaña con Michelle Obama, quien por el contrario goza de una popularidad envidiada por muchos en Washington. Pocos han hecho campaña como la primera dama a favor de Clinton en las últimas semanas.

El lugar donde se llevó a cabo la actividad fue Winston-Salem, una de las ciudades más grandes en Carolina del Norte. Un estado determinante para la elección presidencial que Barack Obama ganó y perdió por muy poco en 2008 y 2012, respectivamente.

Los sondeos de opinión muestran a Hillary Clinton adelante, pero sólo por dos puntos, según el promedio de encuestas publicado por RealClearPolitics.

Clinton y Obama fueron recibidas en un estadio en el que no había un solo asiento vacío. Le pidieron a los asistentes que votaran temprano y que trataran de agilizar el proceso para no retrasar el proceso y darle la oportunidad a otros de votar.

Ambas dejaron claro la importancia de darle continuidad al legado de Barack Obama y que estaría comprometido en esta elección presidencial. Ese seria otro motivo por el cual Michelle Obama ha estado tan activa en la campaña.

La candidata presidencial por el partido demócrata, una oradora menos talentosa que Michelle Obama, fue quien habló primero.

Un punto en común entre ambas y al que Clinton se refirió en el acto tuvo que ver con sus años en la Casa Blanca cuando Bill Clinton era presidente y Chelsea una adolescente, y tuvo que enfrentarse al desafío de combinar ambas funciones la de primera dama con la de madre.

Por su parte, Obama dijo que Clinton era la candidata más experimentada en la historia de Estados Unidos. Al hacer un repaso de su carrera, dijo “Hillary no juega”, y, al final de su intervención, agregó como lo ha hecho en muchos actos de campaña: “Y sí, resulta que es mujer”.

Michelle Obama reiteró que la elección definirá el futuro de los hijos del país, además agregó que los norteamericanos querían un presidente que se tome el trabajo en serio y tenga el temperamento y la madurez para hacerlo bien.

Para culminar su participación, Obama le habló a los afroamericanos, una parte sustancial de la población del estado, cuya participación será vital para garantizar el triunfo de Clinton. Les pidió  recordar la lucha del movimiento de los derechos civiles para garantizar el derecho a votar.

Oscaremys Bello

Oscaremys Bello

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp
Email