Migración al servicio del desarrollo y los DDHH

100

El tema de la migración internacional en América Latina y el Caribe ha tenido una presencia constante en la historia de los derechos humanos.

Gran parte de la región ha sido escenario de grandes movimientos migratorios que han contribuido de una forma muy decisiva a la configuración de sus sociedades. Los cerca de 30 millones de inmigrantes constituyen poco más del 4 por ciento de su población total, pero varios países exceden dicha incidencia relativa.

Con respecto a este tipo de hechos sociales ha tenido enorme influencia en la conformación étnica y cultural, la modernización social y económica, la transición demográfica, los desplazamientos internos de la población y sus pautas de distribución territorial, la adopción de principios de ordenamiento jurídico y la institucionalidad democrática.

Con respecto al tema de la migración internacional contemporánea, se suscitan muchas inquietudes y también implica oportunidades y retos. En el caso latinoamericano y caribeño ha adquirido dinámicas crecientemente complejas.

En cuanto a la presencia de la comunidad internacional se ha reconocido la estrecha asociación de la migración, los derechos humanos y desarrollo.

A nivel global sobresalen dos diálogos de alto nivel organizados por las Naciones Unidas, la existencia de una creciente coordinación en todos sus órganos y agencias y la creación de un foro especializado de los países.

Se dio a conocer recientemente la adopción de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, que incorpora objetivos y metas específicas que incluyen a la migración.

Para el transcurso de este mes de septiembre se tiene prevista la realización de una reunión de alto nivel para analizar los grandes movimientos de refugiados y migrantes, con ocasión de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Del mismo modo, se tiene la certeza de que los procesos migratorios regionales deben ser estudiados utilizando fuentes de información confiables y comparables, como es el caso de los censos.

Éste es un tema bastante complejo por lo que sería casi imposible describirlo en sólo algunas líneas. Sin embargo, se entiende que la migración es de completa relevancia para la defensa de los derechos humanos en Latinoamérica.

La migración caribeña e internacional presenta evidentes necesidades de protección y oportunidades. Hay que educar en la discusión sobre los derechos de las personas migrantes, instalándola en las perspectivas de desarrollo sostenible con igualdad.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *