Migrantes con antecedentes penales serán prioridad en políticas de deportación de EEUU

55

Washington.- Un portavoz de la Casa Blanca informó este lunes que los migrantes que posean antecedentes penales o sean una amenaza para la nación, serán prioritarios en las políticas de deportación implementadas por el actual presidente Donald Trump.  

[pullquote]Durante su campaña electoral, Trump prometió tolerancia cero con inmigrantes en situación irregular [/pullquote]

También destacó que la prioridad del nuevo gobierno de Donald Trump está en los inmigrantes “que han quedado en el país más allá de sus visas o que han cometido crímenes, pero avanzaremos en una forma sistemática y metódica”.

Asimismo, agregó que el presidente “ha dejado muy, muy claro que precisamos orientar a las agencias a concentrarse en aquellos que están ilegalmente en el país y tienen antecedentes criminales y representan una amenaza”, y que aquellos jóvenes indocumentados que llegaron al país de niños y a los que el ex presidente Barack Obama concedió un alivio migratorio, no está dentro de las prioridades del nuevo mandatario, esto haciendo énfasis en el beneficio del plan llamado Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, en inglés).

El mecanismo DACA fue adoptado en el año 2012 por el ex presidente Barack Obama, el cual permitía regularizar la situación de los inmigrantes que llegaron ilegalmente a los Estados Unidos como menores de edad y que fueron llevados al país por sus padres. Y a finales del 2014, el entonces presidente firmó otro decreto el cual permitía extender el beneficio DACA a los padres de aquellas personas que ya habían regularizado la situación, para así evitar la división de familias por la deportación. Los efectos de este segundo decreto fueron bloqueados por la justicia.

Igualmente, el portavoz de la Casa Blanca no llegó a descartar que Trump pueda cancelar esta orden ejecutiva de Obama, que ha permitido a unos 750.000 jóvenes indocumentados a tener una garantía de no ser deportados, aunque sin llegar a regularizar su situación migratoria, algo que solo puede hacer el Congreso de los Estados Unidos.

Cabe destacar que el magnate podría acabar con el decreto de Obama y aun así no deportar a estos jóvenes, quienes simplemente perderían la garantía de protección que les ha dado seguridad y les ha permitido continuar sin miedo con sus estudios o carrera laboral.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *