Ministra de desarrollo social pronostica un incremento del índice de pobreza

177

La ministra de desarrollo social, Carolina Stanley, pronostica que el actual contexto inflacionario podría incrementar los indicadores oficiales de vulnerabilidad social.

Stanley reconoció este martes, en medio una conferencia oficial en la Casa de Gobierno, que los índices de pobreza se podrían elevar en la medición del segundo semestre de 2018, que se dará a conocer el mes de marzo.

“Ya lo dijo el Presidente, con el impacto de la inflación y algunas medidas económicas claramente puede ser un índice de pobreza un poco peor que el último que se anunció”.

Mirá también: Cadena de supermercados Día reportó caída real de ventas a sólo 2%

La ministra hizo referencia a la medición del Instituto Nacional de Estadística y Censos de la República Argentina (Indec), cuyo resultado del primer trimestre de 2018 dio a conocer un incremento de la pobreza del 25,7% al 27,3%.

La ministra de desarrollo social interpretó la medición de los índices actuales

Stanley, en compañía del ministro de transporte de la nación, Guillermo Dietrich, manifestó que los índices actuales de inflación podrán afectar la medición de la vulnerabilidad social y, de esta manera, elevar el número del segundo semestre de 2018, que se debería conocer a fines de marzo.

“Vamos a esperar los números del Indec y en ese momento, como siempre, hablamos y explicamos qué es lo que pasó y cómo vamos a seguir trabajando”.

También, ratificó que el lunes se reunió con Jorge Todesca, titular del Indec, y defendió la labor del ente, ante versiones de posibles cambios en los sistemas de cálculo para medir la pobreza.

La funcionaria subrayó que el índice se medirá por ingresos, entretanto se evalúa la posibilidad de emplear un futuro método que tenga en cuenta “la mirada de concepto multidimensional” acerca de las necesidades insatisfechas.

Por otro lado, hizo referencia a la marcha que diferentes sectores sociales llamaron para el miércoles y el jueves en el Congreso de la Nación, luego de las subas de tarifas en los servicios públicos.

“Si quisieran dialogar, podrían pedir una reunión. Se puede abrir el diálogo, no es necesario amenazar con cortar las calles. Generan incordio a miles de argentinos que tienen derecho a transitar para ir a trabajar y también están viviendo estas situaciones”.



Profesora de Castellano y Literatura egresada del Instituto Pedagógico de Caracas/Correctora de estilo. Redactora y editora de Segundo Enfoque. Venezuela


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *