Minuto de silencio por atentado a Pinochet

Minuto de silencio por atentado a Pinochet

Santiago.- El Congreso chileno comenzó hoy su sesión con un minuto de silencio en honor a aquellos que perdieron la vida durante un atentado realizado a Pinochet en 1986.

El acto de respeto a la muerte de los seis escoltas del exdictador chileno fue propuesto por el diputado de la Unión Democrática Independiente, Ignacio Urrutia. El mismo que ayer etiquetó  como responsables a varios parlamentarios de organizaciones izquierdistas presentes en el Congreso.

Cuando Urrutia solicitó que se efectuara un acto de este tipo el día de ayer, cuando en la sesión se discutían otros temas, el representante del UDI recibió una respuesta negativa. En este caso los, dirigentes del Congreso aseguraron que esta solicitud debía hacerse con un tiempo mínimo de 24 horas de antelación.

La respuesta del diputado fue contundente y afirmó que “aquí se piden minutos de silencio para cualquier terrorista y lo dan al tiro, pero cuando uno lo pide para militares asesinados hay que pedirlo con 24 horas de anticipación”.

A pesar de lograr que se hiciera el minuto de silencio, los representantes de las bancadas del Partido Radical, Partido Comunista de Chile, Partido por la Democracia y el Partido Socialista, se retiraron del recinto. De esta manera el foro quedó casi vacío en su totalidad, quedando solamente militantes de UDI y del partido Demócrata Cristiano.

Rodrigo García Pinochet, nieto del exdictador, y que también se encontraba el día del atentado, dejó ver su agradecimiento a este acto en una carta publicada en un diario de Chile. “Mis respetos al diputado Urrutia por solicitar un breve homenaje a los militares caídos el 7 de septiembre de 1986, ya que fue gracias a aquellos hombres que hoy me encuentro con vida”, afirmó.

En la carta también explicó que tenía apenas 10 años cuando vio como perdieron la vida aquellos que resguardaban su vida y la de su abuelo. Hoy, García Pinochet señala que los culpables nunca pagaron por sus delitos y están viviendo una vida sin pagar por estos hechos. Para finalizar añadió que “agradezco que el odio jamás me fue inculcado. Ni vivo, como muchos, bajo su permanente llama”.

Carl Jason Bosland

Carl Jason Bosland

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email