Internacionales

Mítica figura del fútbol femenino de México fue secuestrada y asesinada

La violenta muerte de Marbella Ibarra es aún una incógnita

México.- Marbella Ibarra, exdirectora técnica del club de fútbol femenino de primera división Xolos, de la ciudad fronteriza de Tijuana, fue hallada muerta.

La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) informó que localizaron el cuerpo de Ibarra, mítica figura del fútbol femenino en México, el pasado lunes 15 de octubre en Playas de Rosarito, a solo 20 kilómetros de Tijuana, su ciudad natal y de donde desapareció el 19 de septiembre.

Su cuerpo presentaba signos de tortura: se encontraba envuelto en plástico con las manos y los pies amarrados; mientras que en distintas partes tenía marcas de golpes y una herida cortante a la altura del cuello. Sin embargo, las autoridades han informado que esperarán el resultado de la necropsia para determinar la causa exacta de la muerte.

Lea también La misteriosa vida de las familias de los líderes del narcotráfico mexicano

De abogada a futbolista

Esta terrible noticia conmocionó a la comunidad futbolística, sobre todo a las mujeres jugadoras, cuya selección nacional ganó en julio pasado la medalla de oro en los Juegos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018. 

Marbella Ibarra, de 44 años de edad, destacó como entrenadora de fútbol profesional, pero estaba hace un tiempo alejada de las canchas.

Por las canchas, a Mar, como la llamaban por cariño, se le veía con su eterno pantalón beige, su cabello corto y unos lentes oscuros. No dejaba de presumir su chaqueta roja de las Xolas, el equipo que ella fundó en la ciudad fronteriza de Tijuana, el primero en tomarse en serio el fútbol femenino.

“Ve a las chamacas, están felices de tener un lugar para jugar”, repetía cada vez que podía desde las gradas.

Pero Marbella Ibarra no fue futbolista profesional, sino una abogada que trabajó en las oficinas del Ministerio Público de Tijuana. 

La modernidad del fútbol femenino de México nació de un salón de belleza. Ibarra fundó un equipo de mujeres gracias a que su negocio de cosméticos le permitió financiarlo. Lo nombró Isamar.

La emprendedora amante de los deportes veía en Estados Unidos el gran impulso que tenía el fútbol  para las mujeres y se dispuso a hacer una revolución.

En 2014 se presentó en la oficina de Ignacio Palou, director deportivo de Xolos de Tijuana, de la Primera División masculina y propiedad del polémico empresario Jorge Hank Rhon. Mar le presentó un proyecto para crear el primer club femenino en México.

Palou aceptó y, dos días después, se llevó a cabo el primer entrenamiento. A falta de rivales, las Xolas jugaban en competencias de Estados Unidos. Ibarra insistió en que era hora de formar una Liga femenil. Eso sucedió en 2017.

Su equipo no se ha pronunciado al respecto.

Marketing Digital Experience

Michelle Rodríguez

Profesora de Castellano, Literatura y Latín. Magíster en Literatura Latinoamericana, egresada de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador - Instituto Pedagógico de Caracas.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close