Salud

Mitos sobre el Parkinson

Esta enfermedad afecta a millones de habitantes del planeta, y a pesar de esto, aún hay mucha información errónea sobre ella. Después del Alzheimer, esta es la enfermedad más común.

Pero circulan muchos datos falsos sobre esta enfermedad, que afecta a alrededor de seis millones de personas en el mundo.

La enfermedad de Parkinson fue conmemorada esta semana en diversos eventos con motivo del día mundial de la enfermedad, que es celebrado cada 11 de abril, fecha en que nació quien descubrió la enfermedad, Jones Parkinson.

El Parkinson se genera a raíz de la destrucción de las neuronas que producen la dopamina, fundamentales en el control de los movimientos del cuerpo.

Al inicio se había pensado que los síntomas eran motores, como morosidad, rigidez y temblores. Pero esto no es todo, también hay diferentes síntomas que afectan la calidad de vida, como la apatía, la alteración del sueño y depresión.

La mayoría de los casos, la enfermedad se genera a partir de los 65 años de edad, aunque no es exclusiva de las personas mayores. La Federación Española de Parkinson ha señalado que se ha podido documentar casos en jóvenes menores de 20 años.

El primer mito de la enfermedad de Parkinson es que es capaz de dañar la inteligencia y producir demencia. Uno de los síntomas de sufrir Parkinson es el retardo de los movimiento o a la hora de hablar. A las personas se les hace difícil expresarse o moverse.

“Es uno de los mitos que se quiere romper. Que alguien procese un poco más lentamente la información o hable más lento o se mueva más lentamente no es igual a tener un proceso de demencia”.

“Si las personas afectadas por la enfermedad se toman 10 minutos para comentar algo que antes explicaban en cinco minutos, que se los tomen. Hacer las cosas por las personas o hacer que no se tomen tanto tiempo hace que la persona se sienta más bloqueado y se le dificulta más moverse o expresarse”, agregaron.

El segundo mito son los temblores, que es la primera señal para alarmarse. Muchas de las personas asocian a la enfermedad con los temblores, pero hay probabilidades de que existan ciudadanos afectados y que no tiemblan nunca. 

“No es la enfermedad de Parkinson todo lo que tiembla, ni todo temblor es la enfermedad de Parkinson”. Hay muchas personas afectadas y que no presentan este síntoma y jamás lo tendrán.

El tercer mito es que para tratar el Parkinson, solo es válido el tratamiento farmacológico. Entre estos tratamientos se encuentra la fisioterapia para que aprendan estrategias cuando ocurran caídas o movilidad.

Lo que es ampliamente observable que el Parkinson es una enfermedad afecta notablemente la calidad de vida de las personas.

 

 

Marketing Digital Experience

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close