domingo, diciembre 5, 2021
InicioInternacionalesMSF pide el no cierre de Dadaab

MSF pide el no cierre de Dadaab

África.- Médicos Sin Frontera le pide a Kenia que no abandone a 325 mil personas con el cierre de Dadaab.

El Gobierno de Kenia anunció hace ya algunos días, una decisión que pone en riesgo la vida de cientos de miles de personas. Su intención de cerrar los campos de refugiados de Dadaab tendría consecuencias inmediatas, devastadoras y duraderas para unas 325 mil personas, acogidas como refugiados que huyen de la guerra en Somalia.

El secretario principal del Ministerio del Interior de Kenia, Karanja Kibicho, expuso públicamente su preocupación por la poca respuesta e interés de la comunidad internacional para responder a la crisis mundial de refugiados. Médicos Sin Fronteras (MSF), que gestiona un hospital y dos clínicas en los campos de Dadaab, coincide totalmente en que las respuestas son terriblemente inadecuadas.

[pullquote]El conflicto en Somalia se ha prolongado por más de 25 años y las condiciones para un regreso seguro y digno de los refugiados, aún no se dan.[/pullquote]

Los MSF indicó en un comunicado que están dolorosamente de acuerdo en que los incesantes dobles estándares inaceptables de muchos países occidentales. Para los MSF, estos le dan la espalda o simplemente maltratan y deportan a estos refugiados que solo huyen de la guerra, la opresión y la desesperación. Asimismo indicó que siguen esperando que estados como Kenia brinden protección a los cientos de miles de refugiados de Somalia y Sudán del Sur, entre otros.

En Kenia, los habitantes han facilitado refugio a miles de personas en los campos de Dadaab desde hace un cuarto de siglo. Para la MSF este es un despliegue de solidaridad y generosidad del que Kenia y el continente de África deben sentirse orgulloso.

Para el Gobierno de Nairobi la seguridad de Dadaab está en riesgo. El equipo médico que conforma los MSF han sido testigos de las consecuencias de los atentados terroristas en Kenia. En abril del año pasado, este equipo médico atendió, junto con el personal del Ministerio de Salud, a 147 víctimas del aterrador ataque de la Universidad de Garissa.

Los MSF también manifestó que resulta inadmisible castigar a los 325 mil refugiados de Dadaab por las acciones de unos pocos. El conflicto en Somalia se ha prolongado por más de 25 años y las condiciones para un regreso seguro y digno de los refugiados, aún no se dan.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments