Actualidad

Muerte de 90 cóndores alertó a organizaciones ambientalistas en Argentina

Luis Jacome: "Este daño ambiental tardaría en repararse 150 años"

El titular de la Fundación Bioandina en Argentina, Luis Jacome, informó la muerte de 90 cóndores en menos de dos años en el país, a causa de la ingesta de tóxicos ilegales. Esto, según el especialista, no solo pone en riesgo a esta especie, sino a todas las formas de vida.

El envenenamiento de esta ave rapaz nativa de la cordillera de los Andes se atribuye, según organizaciones ambientalistas, a que ciertos pobladores rurales usan un agrotóxico prohibido en Argentina para controlar pumas, zorros y perros.

Vea también: Araña cabeza de perro conmocionó las redes sociales

Al esparcir estos tóxicos peligra “la salud del equilibrio ambiental, no solo la del cóndor, sino de todas las formas de vida –que entran en contacto con el veneno–, al agua, a la tierra y a los humanos”, subrayó Luis Jacome. El ambientalista recordó además que las aves carroñeras como el cóndor andino son las que se encargan de mantener limpio el ambiente.

La muerte de los 90 cóndores afecta el equilibrio ambiental

De los 6.700 ejemplares que existían de esta especie, “90 víctimas representa el 1,4% de la población, que en términos humanos equivaldría a 90 millones de personas. Es como si de golpe, en pocos meses, desapareciera toda la gente de ArgentinaBolivia, Chile y Perú”, expuso visiblemente conmovido Jacome, luego de calcular que este daño ambiental tardaría 150 años en repararse.

EFE informó que los incidentes en masa empezaron a principios de 2017, cuando se halló 19 ejemplares muertos por envenenamiento en la provincia de Jujuy, Argentina. Posteriormente 34 a principios de 2018 en la provincia de Mendoza y, por último, 23 se encontraron en la Patagonia, el pasado octubre. Estas víctimas, sumadas a otras muertes registradas en el país, alcanzan la cifra de 90.

La organización aguarda que la Ley de Trazabilidad de los Agrotóxicos sea aprobada para que se controle la producción y la distribución de estos tóxicos, así como un cambio en el código penal para que estos actos en la naturaleza se tomen como un delito ambiental.

Cabe resaltar que naturalistas como Charles Darwin y Francisco Pascasio Moreno reseñaron en sus cuadernos que esta especie, una de las más grandes del mundo, ya que ronda los tres metros de longitud con las alas extendidas, se podía observar con facilidad sobrevolando la costa atlántica.

Marketing Digital Experience

Luisa Bermúdez

Profesora de Castellano y Literatura egresada del Instituto Pedagógico de Caracas/Correctora de estilo. Redactora y editora de Segundo Enfoque. Venezuela

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

Close
Close