Internacionales

Nahir Galarza fue trasladada a cárcel común para cumplir su condena

La joven pasará su cumpleaños número 20 tras las rejas

La joven Nahir Galarza, quien fue condenada el pasado julio por un tribunal argentino a cumplir cadena perpetua por haber matado a su novio Fernando Pastorizzo, de 20, en diciembre pasado con la pistola de su padre policía, ingresó ayer a la cárcel de mujeres de Paraná, en Entre Ríos, donde cumplirá su condena.

Nahir Galarza llegó al centro penitenciario Número 6 de Paraná durante la mañana de este lunes 10 de septiembre, donde se le realizarán estudios psicológicos y psiquiátricos, según publicaron los diarios locales.

La condena de Nahir Galarza es una de las más emblemáticas para Argentina, debido a la juventud de los implicados y al agravante del vínculo emocional que consideró por unanimidad el juzgado de la ciudad de Gualeguaychú.

Hoy martes 11 de septiembre, la joven cumple sus 20 años de edad y ya se encuentra en prisión donde pasará el resto de sus días.

Hace ocho meses, Nahir Galarza estaba en la Comisaría del Menor y la Mujer de Gualeguaychú, y preveía pasar a la cárcel-granja Unidad Penal N°9 de Gualeguaychú. Pero finalmente fue reubicada en la Unidad Penal N°6 en Paraná, la única cárcel para mujeres de la provincia.

Por su parte, el director del Servicio Penitenciario de Entre Ríos, Marcelo Sánchez, aseguró que la joven podrá ejercer desde el centro su derecho a trabajar y estudiar, por lo que Galarza podría continuar sus estudios de Derecho.

“Las posibilidades están garantizadas para ella, como para todos los penados. No hay excepción en esto, siempre y cuando las autoridades educativas acepten a la misma como parte del cuadro estudiantil”, dijo el director del recinto penitenciario.

Mirá también Argentina enfrentará una semana de renegociación con el FMI

Nahir Galarza asesinó a su novio

El crimen ocurrió en la madrugada del 29 de diciembre de 2017. Galarza le disparó a su novio Fernando Pastorizzo por la espalda “a quemarropa” mientras viajaban en una moto; después, cuando el joven ya estaba “mortalmente herido” en el suelo, volvió a disparar contra él.

Según Galarza, su novio llevaba el arma cuando viajaban en la moto a gran velocidad. Al doblar en una esquina la moto tambaleó y ella le sacó el arma. Entonces, según Galarza, se le disparó accidentalmente.

Ambos disparos en modo alguno fueron accidentales o involuntarios”, sino “intencionados”, por lo que, para el tribunal, queda “destruida” la hipótesis de la defensa, que sostuvo que los disparos se produjeron accidentalmente. El arma que utilizó la joven para asesinar a su novio era una 9 milímetros propiedad del padre de la joven.

Nahir declaró que había quedado “como boba” por el ruido y que se agachó para ver cómo estaba el joven. Entonces, volvió a disparar el arma por accidente. Los peritos desacreditaron esta versión.

El tribunal de Gualeguaychú consideró por unanimidad a Galarza “autora penalmente responsable del delito de homicidio calificado por ser una persona con la que mantenía una relación de pareja” desde hace cuatro años, a pesar de que ella alegó que su relación era “ocasional”.

Marketing Digital Experience

Michelle Rodríguez

Profesora de Castellano, Literatura y Latín. Magíster en Literatura Latinoamericana, egresada de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador - Instituto Pedagógico de Caracas.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close