Natacha Jaitt estalló en llanto en la puerta de los tribunales

273

La actriz Natacha Jaitt lanzó fuerte mensaje al colectivo Actrices Argentinas, porque la dejaron sola cuando más lo necesitaba.

Por lo antes expuesto,  Natacha Jaitt se quebró durante su llegada a los tribunales, donde acudía para solicitar la detención del par de hombres que abusaron sexualmente de ella.

Durante la llegada a la sede de los tribunales, en compañía de su abogado y su hermano, la actriz Natacha Jaitt fue presa de sus emociones y no se pudo contener, estallando en llanto en medio de tanta presión.

Jaitt acudió a los tribunales para ofrecer su testimonio, exigiendo la detención de los dos hombres a los que acusó de drogarla y de haber abusado sexualmente de ella.

Evidentemente, la afectada actriz se mostró muy sensible al tener que revivir el abuso, sin contar con el nivel de presión emocional al tener que exigir se haga justicia en su caso: “¡¿Cómo no voy a llorar?! ¡Me violaron!”.

Como se recordará, a principios de este año, Natacha, a través de su cuenta en la red social twitter, denunció con detalle el abuso del cual fue objeto.

Explicó que había sido drogada y violada en forma reiterada por dos hombres, uno de los cuales aseguraba conocer previamente.

La actriz luego de denunciar a través de sus redes acudió a los tribunales para formalizar la denuncia ante la justicia, pero se descompensó ante las fuertes presiones.

Se pudo conocer que aseguró que la causa se encuentra en secreto de sumario y explicó que pasó “12 horas con los médicos legistas haciéndose análisis de todo tipo“.

Natacha Jaitt no sintió el respaldo del colectivo

Pese a encontrarse bastante afectada, la actriz lanzó un certero golpe al colectivo Actrices Argentinas, indicando que la habían dejado sola cuando más lo necesitó.

“Cuando yo hablé de la pedofilia, salieron a matarme. Ahora, pasó el caso de Thelma Fardin, que no digo que sea verdad, ni mentira, pero lo que yo pasé no vi que lo pasen. A lo mejor lo pasaron y no lo comunicaron, pero acá no están, eh. Acá no están abrazándome y acompañando. Todo hay que demostrarlo. Hay que demostrarlo, aunque pase el tiempo y yo lo voy a demostrar”.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *