Nativos de Embera viven en condiciones deplorables en Bogotá

embera 1024x686 - Nativos de Embera viven en condiciones deplorables en Bogotá

Nativos de Embera viven en condiciones deplorables en Bogotá

Colombia.- Desde mediados de octubre los nativos Embera desplazados por la guerra viven en condiciones deplorables en Bogotá.

Denuncian a través de los medios de comunicación que viven hacinados y en pésimas condiciones.

Las habitaciones disponibles para los nativos en los refugios ubicados en Bogotá albergan por habitación hasta 15 personas, las cuales deben dormir en camas improvisadas.

En las madrugadas sufren de frío y de otras calamidades según indicaron a los medios.

El edificio donde fueron ubicados los nativos de la etnia Embera está localizado el centro de Bogotá, y dentro viven hacinadas 30 familias con 140 niños de la comunidad nativa.

El edificio es de cuatro pisos, contempla 28 habitaciones, y fue arrendado por el Distrito.

Etnia Embera vive en condiciones deplorables

Los nativos narraron que no poseen camas suficientes para dormir los niños, por eso deben hacerlo en el piso.

Los adultos por su parte narraron que deben cocinar en el piso, y también allí mismo deben colocar su ropa para que se seque.

En el caso de los baños manifestaron que son “inservibles porque tienen fugas de agua y la luz del sol la deben tapar con bolsas de basura”.

Las mismas cobijas que usan para dormir, son las mismas que emplean para protegerse en los sanitarios.

En su defensa el Distrito argumentó que  “no tiene a su cargo la escogencia de la vivienda de los nativos”.

Por esa razón, este departamento solicitó  la intervención del Gobierno nacional para que estas personas puedan regresar a sus lugares de origen.

Miguel Uribe, secretario de gobierno de la administración Peñalosa, afirmó que “95 por ciento de los nativos aspiran regresar a su tierra”.  

Uribe señaló que “no ha sido fácil conseguir un arriendo para 170 nativos Embera, y ellos no quieren trasladarse para un sector determinado”.

“Los Embera quieren permanecer en familia, no quieren separarse”, agregó Uribe.

En tal sentido, las autoridades estiman que en Bogotá existen en la actualidad cerca de 70 mil nativos, que viven en forma regular, y que fueron desplazados por el conflicto armado.

Sobre los Embera ya en octubre tuvieron desencuentros con las autoridades cuando al parecer  intentaron ingresar al sistema de Transmilenio sin cancelar el pasaje.

 

Erika Rojas

Erika Rojas

Periodista venezolana
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email