Nativos mexicanos se oponen a subasta petrolera

76

México.- Los pueblos nativos de Chiapas, México, se oponen a la subasta de dos territorios para la explotación petrolera. 

Se trata de dos bloques terrestres que serán entregados a empresas privadas para la explotación de petróleo y gas, según informó Rodolfo Salazar, director de Evaluación y Consulta de Impacto Social del país azteca. Los pobladores de la comunidad originaria de zoque, al sur del estado de Chiapas, fueron llamados a consulta para plantear los aspectos positivos y negativos de ambos proyectos.

[pullquote]El proyecto afecta territorios zoques[/pullquote]

En el año 2015, se subastaron 25 bloques costeros, incluyendo cinco en Chiapas, sin que los nativos se opusieran a la medida. En esta oportunidad, el Movimiento por Comunidades Nativas en Resistencia expresó su pleno respaldo a los planteamientos hechos por los asentamientos de Tecpatan y Francisco León, en relación a la perforación de yacimientos petroleros y gasíferos en sus territorios.

Según Salazar, es obligación del Estado mexicano informar a los nativos sobre el proyecto y escuchar sus inquietudes y puntos de vista, antes de tomar una decisión consensuada.

En el estado de Chiapas conviven 12 de las 62 etnias que son reconocidas oficialmente por el gobierno mexicano, incluido la zoque, en cuyos terrenos se encuentran los bloques que son sometidos a consulta. Estos pobladores son descendientes de la civilización olmeca, considerada la precursora de los mayas y los aztecas.

Los zoque se oponen a la subasta

La oposición ejercida por los zoques a estos proyectos tiene precedentes en otros países. En Estados Unidos, la construcción de un oleoducto  en territorios de la tribu siux Standing Rock originó protestas y reclamos por parte de los pobladores originarios, que lograron que el anterior presidente de ese país, Barack Obama, paralizara su construcción, pero ahora el proyecto fue retomado por Donald Trump.

También en Canadá, la organización denominada First Nations, que alberga a varios grupos nativos, se opone al oleoducto Trans Mountain que atraviesa su territorio.

Los bloques terrestres que afectan las comunidades nativas mexicanas son el número 10, un área de 426 kilómetros con petróleo y gas, y el 11, un área de 419 kilómetros con petróleo. México espera poder subastarlos como parte del proceso de apertura de las operaciones petroleras en el país a inversionistas extranjeros. La subasta está programada para el próximo 12 de julio.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *