Necesaria participación nativa para biodiversidad

68

Con el fin primordial de poder proteger la biodiversidad en algunos territorios nativos, se debe ofrecer mayor participación a sus comunidades para que conserven los recursos forestales y se pueda subsistir de una mejor forma en el futuro.

Uno de los principales investigadores, pertenecientes al Programa Regional de Investigación sobre Desarrollo y Medio Ambiente (PRISMA), Andrew Davis, destacó que pese a que la mayor riqueza de la biodiversidad en el mundo se encuentra en regiones de pueblos originarios, estos enfrentan problemas para aprovechar y proteger sus recursos de manera sustentable.

Lo anteriormente expuesto, se supo, al dar a conocer un estudio elaborado junto con Rainforest Foundation US y Clark University, que será presentado de manera oficial en un evento paralelo a la 13 Conferencia de las Partes del Convenio sobre Diversidad Biológica (COP13) de las Naciones Unidas, en Cancún, Quintana Roo.

En compañía de algunos representantes de comunidades de México, Brasil, Honduras, Guatemala, Costa Rica, Panamá, el experto informó que, de acuerdo con la investigación, los pueblos indígenas y comunidades tradicionales habitan 95 por ciento de las 238 ecoregiones globales consideradas críticas para la conservación mundial.

Se mencionó que según algunos datos, correspondientes al Banco Mundial (BM), aunque los indígenas resguardan 80% de la biodiversidad mundial, muchas de estas comunidades en lugar de tener apoyo de las naciones donantes y organizaciones conservacionistas, son excluidas.

Tal es así, que sostuvo que ni siquiera se les considera cuando se determina o declara una zona de conservación y por lo mismo, cuando se aplican políticas de conservación, se les ha pretendido expulsar de dichas zonas a pesar de haber vivido ahí por generaciones.

Por otro lado, el investigador aseguró que los pueblos indígenas y las comunidades locales tienen derechos legalmente reconocidos sobre aproximadamente 65% de los bosques de Mesoamérica, superando con creces cualquier otra región del mundo.

Debido a lo antes expuesto, se considera necesario permitir el “empoderamiento” de las comunidades indígenas sobre sus recursos forestales y enfocar las inversiones a las zonas donde se considere su participación, “pues quién mejor que ellos que conocen su territorio para conservar un recurso que les ayudará a subsistir en el futuro”, puntualizó.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *