Negociación del Tlcan será clave para estabilidad de México a largo plazo

Negociación del Tlcan será clave para estabilidad de México a largo plazo

Muchos puntos y aristas faltan por discutir en la mesa tripartita de negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Tlcan), entre México, Canadá y Estados Unidos, siendo este último la “piedra de tranca” en el proceso y el que ha decidido imponerle una feroz guerra comercial a México, mediante el cobro de aranceles del 25% a las importaciones mexicanas de acero y aluminio estadounidense. La negociación del Tlcan aún deja mucho por hacer.

Según analistas, el Tlcan llegó a un punto en el que las acciones de México se han visto completamente minimizadas ante las fuertes restricciones comerciales de Estados Unidos, situación que incluso ha generado un déficit comercial en el país azteca.

Los expertos creen que es necesario que se dé un punto de inflexión en las negociaciones que le permitan a México tener un mayor margen de acción.

De esta manera, la representación comercial del presidente entrante, Andrés Manuel López Obrador podrá presionar por obtener concesiones en materia de flexibilidad en la contratación de mano de obra mexicana en las industrias estadounidenses y renovación de las licencias operativas de transnacionales estadounidenses en suelo mexicano.

Durante su campaña como candidato presidencial, Donald Trump aseguró reiteradamente que México “le roba” puestos de trabajo a los estadounidenses.

Ante esto, México ha manifestado su rechazo y ha afirmado que más bien que los puestos de trabajo en las compañías estadounidenses representan una buena parte crecimiento económico-laboral de los mexicanos.

De hecho, el presidente electo López Obrador envió recientemente una carta a su homólogo estadounidense para pedirle que se abra una nueva era en las relaciones entre Estados Unidos y México.

Lea también: Peso mexicano subió 9 centavos frente al dólar

Con todo para la negociación del Tlcan

Por su parte, el canciller saliente de México, Luis Videgaray, llegó a afirmar que el país continuará las negociaciones del Tlcan “sin miedo y sin estridencias”.

La materialización de unas condiciones comerciales equilibradas es una de las tareas pendientes que el presidente Enrique Peña Nieto no pudo cumplir y que ahora le dejará a López Obrador.

Por lo pronto, las negociaciones entre las tres potencias de Norteamérica avanzan a paso lento y con muchos obstáculos por la posición proteccionista de Estados Unidos, emanada de la orden directa del presidente Donald Trump.

Ricardo Serrano

Ricardo Serrano

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email