Nicolás Maduro afirmó que se activó orden de arresto contra Juan Guaidó

Este domingo, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, afirmó que “se activaron las órdenes judiciales y de la fiscalía” para “capturar a los involucrados” en una supuesta operación terrorista denunciada por el gobierno chavista, al tiempo que acusó al opositor Juan Guaidó de encabezarla.

El viernes, en la tarde-noche, se activaron las órdenes judiciales y de la fiscalía para capturar a los involucrados en esta conjura sangrienta“, dijo Maduro, quien señaló como los jefes de esa presunta conspiración al líder del partido Voluntad Popular (VP), Leopoldo López, y a “su subordinado” Guaidó.

Asimismo, Nicolás Maduro calificó a López como “un monstruo fascista, psicópata, que ha estado 20 años detrás de todos los hechos golpistas, violentos, siempre”, que “lleva la violencia en la sangre” y “es un enfermo mental de la violencia, y un ladrón, además”.

Posteriormente, el mandatario se preguntó “quién está detrás de esto” y respondió que es “su subordinado, Juan Guaidó, personalmente”.

Lea también Fernández dejará sin efecto las sanciones contra Venezuela

Otros implicados según el gobierno venezolano

Por otro lado, Nicolás Maduro también señaló como involucrado de la “conjura” al ex encargado de negocios de la embajada de Estados Unidos en Venezuela, James Story.

James Story, usted está dirigiendo estos planes sangrientos, más temprano que tarde la justicia llegará; vean hasta dónde llegan los funcionarios, les derrotamos la conjura, pensaban atacar cuarteles y matar soldados de la patria”, dijo Maduro, según lo recogido por las agencias de noticias AVN y EFE.

El jefe del Estado venezolano hizo esta acusación ante la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) integrada exclusivamente por legisladores chavistas, en una sesión especial que tuvo por objeto celebrar el 20mo. aniversario de la aprobación en referendo de la reforma constitucional impulsada por el entonces presidente Hugo Chávez.

Mientras que el sábado, durante una rueda de prensa, la administración venezolana aseguró que el último sábado se desarticuló una “operación terrorista” comandada por líderes antichavistas, que incluía la toma de instalaciones militares y tenía como propósito tapar denuncias de corrupción que pesan sobre legisladores opositores.

De acuerdo con esa denuncia, los conjurados pretendían tomar hoy dos cuarteles militares en el estado Sucre, en el noreste del país, con el apoyo de paramilitares colombianos y militares venezolanos que desertaron, quienes traerían unos 300 fusiles desde Colombia.

Antes de las declaraciones de Nicolás Maduro, Guaidó sostuvo que los chavistas “salieron otra vez a distraer con la enésima novela que venden este año desde (el palacio presidencial de) Miraflores”, luego de presidir una sesión de la Asamblea Nacional (AN, parlamento) en el estado La Guaira vecino a Caracas, según el diario caraqueño El Nacional.

Michelle Rodríguez

Michelle Rodríguez

Profesora de Castellano, Literatura y Latín. Magíster en Literatura Latinoamericana, egresada de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador - Instituto Pedagógico de Caracas.
Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp
Email