Nicolás Maduro lanzó fuertes acusaciones al conocer el informe de Bachelet

333

 presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, se declaró en guerra contra la Organización de las Naciones Unidas como respuesta al informe elaborado por Michelle Bacheleten donde narra los horrores y violaciones de los derechos humanos que enfrentan a diario los ciudadanos del referido país.

En medio del desfile por los actos conmemorativos de la independencia en Venezuela, el presidente se mostró indignado y acusó a la ONU de querer intervenir al país. 

“Preparémonos para las batallas que estamos dando, no tengamos ni un segundo de descanso. ¡Estamos en el lado correcto de la Historia y en el momento correcto para la batalla!”, afirmó Nicolás Maduro.

El informe de Bachelet lo dio a conocer en el marco de la celebración del Día de la Independencia, por lo que el mandatario aprovechó la ocasión para enviar un mensaje retador a la ONU y a los países que apuestan por su salida del poder, como única posibilidad para restablecer la democracia en el país.

Informe es un duro golpe al régimen de Nicolás Maduro

Durante su estadía en el país, Bachelet pudo confirmar gran cantidad de denuncias asociadas con las múltiples violaciones a los derechos humanos. Además, constató las carencias que viven los ciudadanos día a día al enfrentar el alto costo de la vida, la inseguridad y las dificultades para acceder a medicamentos y servicios de salud.

Como si fuese poco, sobre el Gobierno de maduró recae la muerte del capitán Acosta.

“Estaba reventado a golpes y cortado a nivel de la nalga derecha hacia abajo”, aseguraron los encargados de realizar la autopsia del militar, que al parecer lo torturaron hasta morir.

En su informe, la Alta Comisionada de la ONU Michelle Bachelet expresó: “Los venezolanos merecen una vida mejor, sin temor y con acceso a alimentos, agua, atención médica, vivienda y otras necesidades humanas básicas adecuadas”.

Sobre el contenido del desgarrador informe, el analista político Benigno Alarcón manifestó: “Ejecuciones extrasumariales, torturas, violaciones sexuales, apartheid social, salarios miserables, derrumbe del sistema sanitario, desabastecimiento de medicinas, persecución política, existencia de cientos de presos políticos y censura informativa, todo junto en “un duro golpe al régimen que ayuda a mantener la mirada internacional sobre lo que pasa aquí”.

El informe de la expresidenta socialista de Chile contempla 13 recomendaciones que deben ser tomadas con urgencia, a través de la ONU, y una de ella resalta: “Garantice la rendición de cuentas por las violaciones de derechos humanos y los abusos en Venezuela”.

También, agregó: “Para la sociedad civil, representada en Ginebra por el activista Feliciano Reyna, es fundamental la designación de una comisión internacional de investigación sobre las violaciones, además de acelerar la búsqueda de una solución política”.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *