Nieve y fuertes vientos obligaron a aerolíneas europeas a cancelar vuelos

115

La fuerte temporada de vientos, lluvia y nieve que azota a gran parte de Europa obligó este domingo a cancelar vuelos y emitir avisos de alerta en varios países del continente, especialmente en Inglaterra, Alemania, Francia y España.

En el aeropuerto de Birmingham al centro de Inglaterra, las autoridades cancelaron hoy todos sus vuelos por la fuerte nevada caída en gran parte del país, que provocó el cierre de varias carreteras y una gran alteración en los medios de transporte.

Las fuertes precipitaciones se concentraron en el centro de Inglaterra, pero también en Escocia y en la capital británica. El aeropuerto de Zúrich en Suiza también canceló un total de 40 despegues y 40 aterrizajes debido a la nevada.

Por otro lado, en Francia un ferri que realizaba la travesía del Canal de la Mancha encalló en las inmediaciones del puerto de Calais, indicó la  delegación del Gobierno, aunque no hubo que lamentar heridos.

En Portugal también se decretó alerta debido a los fuertes vientos, precipitaciones intensas, agitación marítima y caída de nieve, que han llevado a las autoridades lusas a emitir varios avisos a la población.

El ciclón “Ana” tendrá como período más crítico en Portugal “el final de la tarde del domingo y la madrugada del lunes”, según el IPMA, que prevé  caída de nieve en las zonas altas del norte y el centro del país.

Debido a estas previsiones meteorológicas, Protección Civil de Portugal emitió un aviso en el que prevé que el temporal pueda tener efectos como caídas de árboles, inundaciones rápidas en núcleos urbanos y estructuras subterráneas, formación de bolsas de agua o hielo en las carreteras y obstrucciones a la circulación, entre otros.

Por ello, recomendó a la población que evite lugares con árboles, que no circule por las zonas de mayor altitud y que no realice ninguna actividad marítima.

La transportadora de energía lusa EDP Distribución declaró también el estado de alerta en todas las regiones al norte del río Tajo y reforzó sus operadores en el territorio para atajar posibles problemas en la red eléctrica causados por “Ana”