Niña de 13 años fue abusada sexualmente en un hospital

263

Otro caso de violencia de género se registró en un hospital de Lanús, donde una menor de 13 años fue víctima de abuso sexual mientras estaba bajo el cuidado de su abuela. El hecho se cometió cuando la pariente bajó a comer.

El suceso ocurrió en el hospital Evita de Lanús. La denuncia la formuló la tía de la menor, quien estaba bajo el cuidado de su abuela y de madrugada decidió bajar al bar para comer algo.

En ese momento, un hombre con un arma blanca arrastró a la niña a un cuarto próximo a los ascensores. Allí le quitó el móvil para que no avisara a nadie y la obligó a practicarle sexo oral.

Mirá también: El Gobierno relanzó créditos hipotecarios Procrear

Conforme a la denuncia de la tía de la joven ante personal de la Comisaría Primera de Lanús, luego de la violación el atacante llevó a su víctima hasta la habitación, le devolvió el teléfono y huyó del lugar.

Por la mañana, el violador empezó a escribirle mensajes a la chica. Transcurrido poco tiempo desde el abuso, Rodríguez, la tía, llegó al hospital y la niña le contó lo que había sucedido.

Las cámaras de seguridad del centro de salud no funcionan

Luego de la denuncia, efectivos de la policía arribaron al centro médico en busca de pistas. Examinaron las cámaras de seguridad, pero las mismas no funcionan. También entrevistaron a pacientes y enfermeras en busca de pistas.

El autor era visitante del hospital

Gracias a esta pesquisa, las autoridades llegaron a la conclusión de que el autor de la violación era un hombre que tenía a su novia hospitalizada y lo detuvieron cuando fue a buscarla.

Por otra parte, el personal del hospital se quejó de la falta de seguridad. Sandra Álvarez, médica del centro, quien confirmó que las cámaras no funcionan, señaló a los medios locales que:

“Estamos en un sistema que se transforma en violento aunque nosotros seguimos intentando trabajar por la salud porque ese es el sentido de estar en el Hospital Evita: cuidar la salud de nuestra población”.

Álvarez expresó palabras de solidaridad con esta familia y con la niña que ellos atienden con todos los servicios de manera integral “Pero esto no debería haber ocurrido: no queremos seguir trabajando en estas condiciones“.

Por otro lado, Alejandro Ravecca, director de Hospitales de la provincia de Buenos Aires, desmintió que no funcionen las cámaras de seguridad. “Puede ser que haya alguna que no funcione, pero yo vi que estaban funcionando la cámara de seguridad del hall central, del acceso a los ascensores y las de los consultorios externos y sala de espera de guardia”.

Además, detalló que en el hospital trabajan cinco policías, algunos con puestos fijos y otros que hacen ronda, y dos trabajadores de seguridad.



Profesora de Castellano y Literatura egresada del Instituto Pedagógico de Caracas/Correctora de estilo. Redactora y editora de Segundo Enfoque. Venezuela


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *