Niña murió atropellada por un conductor ebrio en Mendoza

120

Una pequeña niña de tres años, conocida como Abril Kruk, el 14 de diciembre fue arrollada por un conductor en estado de ebriedad en Mendoza. La nena falleció esta madrugada.

Su hermano Agustín, de siete años, quien también fue víctima del arrollamiento junto a la madre de ambos, falleció al día siguiente del hecho que ocurrió en la avenida Costanera de la ciudad de Mendoza. La tragedia la provocó un conductor alcoholizado que manejaba a contramano.

Carla Pagliaricci, de cuarenta años, madre de los pequeños, fue la única sobreviviente y presenta múltiples fracturas. El informe médico del Hospital de Niños Humberto Notti de Mendoza notificó que Abril tenía muerte cerebral y durante la madrugada del sábado, falleció. 

La madre fue sometida a una operación  en otra clínica, donde debieron reconstruirle la rodilla y el brazo. Aún delicada, Carla solicitó a los médicos que le dieran el alta para despedir a su pequeña. “Estamos destruidos. Estos asesinos no pueden salir de la cárcel”, expresó Diego Pagliaricci, tío de los nenes que acompaña a los padres en el hospital.

Mirá también: FMI aprobó desembolso de USD 7.600 millones para el país

Habían considerado donar los órganos de la niña

Un equipo del Incucai había considerado la posibilidad de donar los órganos de Abril, pero no pudo realizarse esta accion porque la pequeña sufrió una falla “multiorgánica”. Los padres decidieron cremar el cuerpo, al igual que hicieron con Agustín hace una semana.

La familia era oriunda de Vicente López, pero hace un año se mudaron a Mendoza, a la casa de la abuela María, por problemas económicos. “Tenían pensado regresar en febrero a Buenos Aires”, dijo el tío de los pequeños.

El día que la niña murió atropellada habían ido a jugar a la plaza

A las 19 del viernes 14 de diciembre, Carla y sus dos pequeños regresaban de la plaza a donde habían ido a jugar. La mamá llevaba a los niños de la mano cuando estaban por cruzar la avenida Costanera.

Según verificó la Policía, en el múltiple choque estuvieron involucrados cuatro vehículos. Un chofer en estado de ebriedad que conducía un Volkswagen Gol en contramano embistió a un Ford Fairlane, un camión  y una camioneta Ranger, y el primer vehículo terminó sobre la vereda, atropellando a la familia. 

Agustín quedó debajo del vehículo y falleció a las pocas horas en el hospital. Abril recibió trabajos de reanimación de una mujer policía y fue hospitalizada en terapia.

“Lo único que les pido es que no me abandonen, que el fiscal no deje libre a estas basuras que mataron a mi hijo. Estaba lleno de vida y lo tuve que ir a reconocer a la morgue”, solicitó el padre, Miguel Kruk, el miércoles pasado, cuando todavía había una mínima esperanza por Abril.

El fiscal Fernando Giunta condenó por homicidio culposo agravado a los tres conductores: José Osvaldo Caccia, Sergio Miranda y Omar Peca, que aún continúan detenidos.



Profesora de Castellano y Literatura egresada del Instituto Pedagógico de Caracas/Correctora de estilo. Redactora y editora de Segundo Enfoque. Venezuela


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *