martes, octubre 26, 2021
InicioInternacionalesNiños asesinos en Gran Bretaña

Niños asesinos en Gran Bretaña

Gran Bretaña.- En Inglaterra y Gales se registran una media de 27 crímenes al año.

Niños que son asesinados por otros niños, en este mes que pasó se registraron 5 asesinatos de infantes cometidos por menores de edad. A pesar de que los casos similares a estos son muchos más, el impacto que estos 5 han tenido, ha mantenido la agenda británica.

Dos niñas fueron sentenciadas por el asesinato de Angela Wrightson, una mujer con adicción al alcohol, que fue apaleada hasta morir en Hartlepool, en diciembre de 2014. Ambas asesinas que se definieron como «socias en crimen», tenían 13 y 14 años, utilizaban a Angela para que les comprase alcohol y tabacos a cambio de una parte de la compra.

Otro caso que llama la atención es el de James Fairweather, condenado a 27 años tras las rejas, por cometer dos «brutales y sádicos» asesinatos, a los 15 años de edad. Para Conxa Rodríguez, periodista del diario español El Mundo, esta condena ha cerrado un «mes terrible en casos de menores asesinos» en el Reino Unido.

El mes de abril comenzó con la sentencia a un adolescente de 16 años por la muerte de Bailey Gwynne, también de 16 años, en una escuela de Escocia, murió acuchillado, lo que comenzó como una pelea por una galleta, terminó en un terrible crimen. La jueza que llevaba la causa determinó que fue homicidio.

La profesora de Psicología Clínica de Royal Holloway, Simone Fox, explicó al diario español que no existe una única causa, «sino que es una combinación de razones las que provocan una conducta anormal». La psicóloga agregó que diagnosticar un trastorno mental en la infancia y la adolescencia no es fácil, en esta etapa es el momento de explorar el mundo y eso va de la mano con factores de riesgo. Son muchas las cosas que pueden salir mal, la familia, escuelas, amigos, traumas, entre otros. 

Para ella, lo que sí es bastante obvio que las carencias y necesidades que pueden llevar a un menor a cometer un asesinato, no han sido ni detectadas y mucho menos tratadas. «Vivir en una familia delictiva y violenta, aumenta las posibilidades de que un menor reproduzca estas conductas», dijo.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments