martes, septiembre 21, 2021
InicioDeportesNoche de Luna llena en Victoria

Noche de Luna llena en Victoria

Casi ocho años después de aquella recordada promoción, la cual le valió el ascenso al «Matador», Tigre y Nueva Chicago volvieron a verse las caras en el «Coliseo» de Victoria, donde ambos protagonistas llegaban con un presente totalmente distinto.

Tigre, de buen presente, sumaba tres victorias consecutivas (una por Copa Argentina). Con un acumulado de 18 puntos, quería ganar para seguir prendido en los puestos de arriba, mientras que Chicago, según los números indican -tan sólo cinco unidades en diez presentaciones- se posicionaba en la última colocación sin conocer el triunfo.

Ante un ferviente marco, comenzó el partido. Enseguida quedaron marcadas las intenciones de ambos equipos; el visitante se plantó expectante en su campo de juego, esperando aprovechar algún error del local. Un Tigre también táctico, que intentaba hacer ancho su juego para poder encontrar los espacios necesarios para sus generadores de juego y así fue.

De la mano de un inspiradísimo Facundo Bertoglio recostado sobre la izquierda, el «Matador» comenzó a lastimar. Tal es así que en 20 minutos ya había tenido tres chances, siendo la mas clara de ellas un gran remate del mismo Bertoglio que apuntó al segundo palo y reventó el fierro.

Aquello comenzó a marcar una tendencia, ya que el conjunto visitante no tenía intenciones de atacar. Tigre lo aprovechó, porque a los 27 minutos, tras gran pase del pibe Lucas Menossi, Bertoglio fue derribado dentro del área y el árbitro Fernando Rapallini dio penal para Tigre. Carlos «Chino» Luna, lo cambió por gol a los 30 minutos del primer tiempo y provocó el descontrol en las tribunas.

Comenzando el segundo tiempo y viéndose en desventaja, el equipo de Mataderos intentó salir a buscar el empate y en diez minutos hizo revolcar a Javier García con dos grandes remates de media distancia, pero sólo en eso se quedarían sus intenciones. A los 17 minutos, Facundo Sanchez robó una pelota en el medio, y le puso una aisitencia perfecta a Luna, quien mas allá de la gran salida del arquero Alejando Sánchez, definió magistralmente en el único resquicio que el guardametas no pudo cubrir. 2 a 0 y segundo en la cuenta personal para Luna. Delirio en Victoria.

A partir de ahí, Tigre planteó un partido inteligente y le puso un cerrojo al mismo, cerrándole todos los caminos a un inofensivo Chicago, que no supo demostrar mejoría en su juego y que preocupa aún mas a los suyos.

Terminó el partido y en Victoria festejaron, ya que llegaron a 21 puntos en el torneo, mientras que solo quedó preocupación para Nueva Chicago, que cayó en seis de sus once presentaciones y solo suma 5 unidades.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments