Nueva denuncia por corrupción a Lula

60

Brasil.- Este martes, la Policía Federal brasileña presentó cargos contra Luiz Inácio Lula da Silva, ex presidente de Brasil, por participar en un caso de corrupción pasiva por el uso de dinero de sobornos por la constructora Odebrecht para alquilar un apartamento y adquirir un terreno.

Además las autoridades presentaron cargos por lavado de dinero  en contra de seis personas más, entre las cuales resalta la actual esposa del ex jefe de Estado, Marisa Leticia Lula da Silva; así como también su ex ministro de Hacienda Antonio Palocci, y su abogado Roberto Teixeira.

Esto vez se trata de otra nueva denuncia contra Lula, que ya ha sido procesado en tres diferentes casos, todo entrando en el marco de la investigación que se realizan en Brasil sobre la gigantesca red de corrupción de desvió de recursos de la petrolera estatal Petrobras.

Todas las acusaciones entregadas por la Policía Federal luego de concluir sus averiguaciones serán analizadas por la Fiscalía que, en caso de considerarlas procedentes, pedirá a la Justicia que procese a los siete imputados.

En este caso se hace énfasis en el destino de coimas que la constructora Odebrecht presuntamente pagó a cambio de obtener contratos millonarios con Petrobras. Al parecer, estos recursos fueron usados por el exmandatario en el alquiler de un apartamento en la ciudad de Sao Bernardo do Campo, así como también en la compra de un terreno en donde construiría una de las nuevas sedes del Instituto Lula.

Uno de los motivos que llamó la atención de las autoridades fue que el terreno fue comprado por una empresa que era controlada por Odebrecht luego de que Lula manifestara su deseo de usarlo para construir una sede para su Instituto, pero al final dicho proyecto no se vio en el  papel.

Según se confirmó en la acusación hecha por la Policía Federal, el expresidente se benefició de manera directa con un soborno pagado por Odebrecht, y que en este se vio como intermediario su entonces ministro de Hacienda.

La nueva denuncia, y se presume que no sea la última, se presentó tan sólo tres días después de que por parte de la Fiscalía se acusara a Lula por tráfico de influencias, así como lavado de dinero y participación en organización criminal en otro caso.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *