Nueva Ley sobre ONG amenaza a grupos de DDHH en Egipto

Egipto. – La nueva Ley sobre ONG firmada por el presidente egipcio Abdel Fatah al Sisi, presuntamente amenaza con destruir a los grupos de derechos humanos en ese país y podría condenarlos a morir.

Esta nueva ley supuestamente impone a las ONG ciertas restricciones que recrudecen el ejercicio de los derechos humanos en ese país. La primera modificación sería la presunta condena a muerte para los grupos de derechos humanos del país. Así lo hizo público Amnistía Internacional a través de los medios de comunicación.

La severidad de las restricciones impuestas por esta ley amenaza a las ONG, y agudiza la represión de la disidencia por las autoridades, quienes se aprovecharán de esta medida para ser más duros. Por su parte, los defensores de derechos humanos jugarán un papel protagónico porque su labor será más importante que nunca, según lo afirmó  Najia Bounaim, directora de campañas para el Norte de África de Amnistía Internacional.

Bounaim señaló que el gobierno tendrá facultades a través de la nueva ley que le permitirá tener facultades sobre las ONG para controlarlas, imponer penas y multas duras por cualquier vulneración en sus severas estipulaciones, así como otras medidas asumidas por las autoridades egipcias que buscan callar todas las voces.

Nueva Ley sobre ONG fue firmada por el presidente de Egipto

En Egipto buscan callar a la disidencia. En 2016 Amnistía Internacional pidió al presidente que no la firmase ese documento, pues traería un conflicto con la Constitución para Egipto, sin embargo esta fue aprobada por el Parlamento en noviembre desde ese mismo año.

Asimismo, las organizaciones egipcias e internacionales de derechos humanos no fueron consultadas para evaluar por qué les preocupaba la aprobación de tal ley.

La nueva Ley restringe realizar investigaciones y encuestas sin autorización del gobierno. Por tanto deberán adaptar sus actividades a las que prioriza el gobierno, ya que de no hacerlo deberán enfrentar cinco años de prisión. Asimismo, le otorga un año a las ONG para cumplir sus disposiciones sino serían disueltas por los tribunales.

El personal de las ONG podría ir a prisión y juicio penal porque podrían perjudicar la unidad nacional y perturbar el orden público.

Najia Bounaim exhortó a la comunidad internacional para que los apoyen, ya que desde hace tiempo que vienen cerrando los ojos a lo que sucede en Egipto en materia de derechos humanos, lo que alienta que las autoridades intensifiquen sus ataques contra de ese sector sin mediación.

Erika Rojas

Erika Rojas

Periodista venezolana
Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp
Email