Nueva pareja imperial japonesa impondrá su propia visión

375

La nueva pareja imperial japonesa, conformada por el príncipe heredero Naruhito y su esposa Masako, representan muchas cosas nuevas. Ambos cuentan con educación universitaria, son multilingües y tienen años de experiencia de vivir en el extranjero, durante los cuales Naruhito incluso lavó su propia ropa.

Mientras se preparan para forjar su identidad como emperador y emperatriz de Japón, hay muchas esperanzas y harán que la oficina esté más en contacto con la vida de los japoneses comunes.

Creo que hay oportunidades para que esta nueva generación de miembros de la familia imperial abrace causas que expandan un poco los límites”, dijo Shihoko Goto, analista de Wilson Center, citando la experiencia de Masako, de 55 años, como diplomática. “Tienen unos antecedentes únicos y tienen el interés, creo, y deben tener la habilidad para estar más comprometidos”, agregó la analista, destacando cuán lejos la familia ha llegado desde la Segunda Guerra Mundial.

Lea también 32 mujeres fueron condenadas en Marruecos por orgía colectiva con artista emiratí

Nuevos retos para la nueva pareja imperial japonesa

La pareja imperial japonesa saliente, el emperador Akihito y la emperatriz Michiko, se acercó al pueblo, especialmente para consolarlo luego de desastres. La abdicación de Akihito, la primera en casi 200 años, desató una discusión sobre si esa era la mejor manera de cumplir su rol.

“Hubo claramente dos puntos de vista. Uno, que, como Akihito, el emperador debe ser activo e interactuar con la gente y el otro, que todo lo que necesita hacer es rezar”, dijo un exfuncionario de la agencia de la casa real. “Pero, considerando el futuro, no creo que tengamos ambas opciones. Un emperador que simplemente existe no ganaría la confianza y empatía de la gente”, agregó.

Aunque Naruhito, de 59 años, pretende continuar el trabajo de sus padres, también asegura que la monarquía japonesa necesita adaptarse.

Según los analistas, estas declaraciones del nuevo emperador podrían significar hablar más y tener más influencia, aprovechando el valor de la familia como parte de la identidad de Japón.

El peso de las tradiciones

El futuro emperador de Japón deberá mantener un difícil equilibrio entre las tradiciones de una institución milenaria y su voluntad de acercar a la familia imperial a la realidad del mundo actual, al tiempo que protege a su esposa, con dificultades en su rígido papel.

El príncipe Naruhito, quien heredará el trono en mayo, ya expresó su preocupación, al igual que su padre Akihito, sobre cómo asumir el papel de Japón en el pasado.

Tampoco esconde sus críticas al asfixiante modo de vida al que está sometido la familia imperial japonesa, especialmente en lo relativo al sufrimiento de la princesa Masako, a la que le cuesta adaptarse a ese entorno.

En numerosas ocasiones señaló que la casa imperial siempre había tenido que cambiar con las transformaciones de la sociedad. No esperemos, por tanto, que sea una réplica exacta de su padre, aunque haya una cierta continuidad”, dijo el director del centro de estudios japoneses de la Universidad de Portland, en Estados Unidos, Kenneth Ruoff.




2 thoughts on “Nueva pareja imperial japonesa impondrá su propia visión

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *