#AbortoLegalYa

Obispos argentinos pidieron evitar violencia en el debate del aborto

Este martes expondrán los obispos que integran la comisión creada para el seguimiento del proceso legislativo sobre el aborto

Argentina.- La Iglesia del país pidió especialmente evitar la confrontación y la violencia verbal. Sin embargo, ratificaron sus objeciones a los proyectos de despenalización del aborto. En la asamblea episcopal, el obispo de San Isidro y el presidente del Episcopado, Oscar Ojea, llamaron a “no segar las fuentes de la vida”.

La asamblea episcopal, que reúne a un centenar de obispos, se extenderá durante toda la semana. Las deliberaciones coinciden con la apertura de las audiencias en el Congreso de la Nación sobre la despenalización del aborto.

Este martes expondrán los obispos que integran la comisión creada para el seguimiento del proceso legislativo sobre el aborto. Son ellos los titulares de las comisiones de Familia, Pedro Laxague; Salud, Alberto Bochatey; y Medios de Comunicación, Gabriel Barba.

Analizarán las acciones llevadas adelante en el ámbito pastoral y en la campaña de comunicación centrada en el hashtag #ValeTodaVida, que ha tenido una fuerte repercusión.

Evitar enfrentamientos

Ojea hizo hincapié en la defensa clara de la cultura de la vida, en contraposición a la “cultura de la muerte”, en palabras de Juan Pablo II. Asimismo llamó a evitar la confrontación, ya que reina un espíritu de sospecha de unos hacia otros incurriendo en la descalificación, a su juicio.

“Ha comenzado a instalarse entre los argentinos una fuerte violencia verbal que se canaliza principalmente en las redes sociales y en algunos medios de comunicación”, señaló Ojea.

También rescató la situación de los “descartables” en la sociedad, específicamente de la apertura de la asamblea sobre las contradicciones en el modo de vivir actual. Advirtió que la gente camina con la carencia de muchos bienes, pero también con la abundancia nociva de muchos otros.

El presidente del Episcopado precisó que no es compatible la defensa de la naturaleza con la justificación del aborto. Describió el problema de las madres adolescentes que se enfrentan a un embarazo, en situaciones sociales adversas.

Por lo que advirtió que “la defensa del inocente que no ha nacido debe ser clara, firme y apasionada, porque allí está en juego la dignidad de la vida humana, siempre sagrada, y lo exige el amor a cada persona, más allá de su desarrollo”.

Marketing Digital Experience

Artículos relacionados

Close