Obreros levantaron huelga en Montevideo

97

Uruguay.- A partir de las cinco de la tarde del día de ayer, los trabajadores de la Asociación de Empleados y Obreros Municipales (Adeom) retomaron las labores que se vieron obstaculizadas desde las diez de la mañana por una asamblea, en la que se solucionó optar por una tregua y no efectuar más estrategias en referencia a la recolección de basura en la ciudad de Montevideo.

En este sentido, se estima que el gremio realice las horas extras que en el marco del aprieto no se encontraba haciendo, al menos mientras se negocian los escenarios laborales en una tripartita de la que de igual forma participan la Intendencia Municipal de Montevideo (IMM) y el Ministerio de Trabajo, según expresó en una alocución a los medios de comunicación el secretario general de Adeom, Facundo Cladera.

A raíz del problema, que forjó  la acumulación de basura en la urbe, la IMM colocó a disposición un plan de contingencia y concertó a empresas recolectoras de desechos de tipo privado. El rector de Gestión Humana y Recursos Materiales, Eduardo Brenta, explicó a medios locales que existen cerca de veintiocho camiones privados trabajando y que distinguió “una mejora en el estado de la ciudad”.

Para Adeom, hubo “un alquiler de compañías sin justificación”. “Si el inconveniente era que Adeom permanecía tomando medidas requerimos el retiro inmediato de las compañías”, indicó Cladera y añadió que las circunstancias se irán apaciguando. “Como trabajadores va a estar todo el marco preparado para que se regularice”, apuntó.

La sección Limpieza de la IMM será la encomendada de valorar cuál es el mejor período para que los camiones privados dejen de efectuar las labores de recolección.

Por su parte, el secretario general del Plenario Intersindical de Trabajadores – Convención Nacional de Trabajadores (PIT-CNT), Marcelo Abdala, expuso que la intendencia “deshonró” a los trabajadores debido a que los responsabilizó por las demoras en la recolección. “Hemos observado que desde diferentes autoridades de la IMM se procura echar un manto de desaparición de inconvenientes de servicio que hay estigmatizando a los trabajadores. Si los empleados han apadrinado una providencia de no hacer horas extras, cuando los trabajadores no tenemos la obligación de cumplirlas, y eso concibe muchos conflictos, simboliza que algo no se encuentra bien en el lugar. O falla personal o hay deterioro de gestión”, sustentó Abdala.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *