martes, septiembre 28, 2021
InicioInternacionalesOcaña propone vagones para mujeres

Ocaña propone vagones para mujeres

Buenos Aires- La legisladora porteña Graciela Ocaña, del partido Confianza Pública, presentó un proyecto que generó controversia. Propuso que para evitar el acoso en los medios de transporte, las mujeres cuenten con vagones exclusivos.

La legisladora Graciela Ocaña se encuentra en boca de todos ya que quiere que se apruebe un proyecto para que las mujeres puedan viajar en vagones exclusivos. El proyecto fue presentado como una forma de evitar el acoso en los medios de transporte público. Y es que sobran los testimonios de mujeres que han sido acosadas en trenes, colectivos y subtes.

Las mujeres sufren a diario el acoso de ciertos hombres en los medios de transporte. Varias de ellas han contado como hombres se han masturbado cerca de ellas, las han tocado, les han acercado los genitales, entre otras situaciones totalmente repudiables.

La propuesta de la legisladora, para evitar estas lamentables situaciones, es implementar el uso de vagones exclusivos para mujeres en los horarios de 7  a 10  y entre las 17  hasta las 19 . De tal forma, Ocaña piensa que con separar a las mujeres de los hombres en el horario pico, la problemática del acoso sería solucionada parcialmente.

En el proyecto se explicita que los hombres tendrían prohibido acceder a estas unidades de transporte, excepto aquellos que sean menores de 13 años. Ocaña manifiesta que este proyecto ya se ha llevado a cabo en otros países tales como Brasil, México, Rusia y Egipto. Asimismo, la funcionaria afirma que en el país de México, tras la implementación de transporte exclusivo, las denuncias por acoso se vieron reducidas en un 26%.

Graciela Ocaña

En los fundamentos del proyecto que presentó el lunes, Ocaña explica que «Como ciudadanos, permanentemente somos testigos de episodios de acoso o abuso de los cuales resultan ser víctimas mujeres, al momento que viajan en el transporte público en la Ciudad de Buenos Aires. De la misma forma, como mujeres, sabemos que esta es una problemática que nos afecta a todas por igual, y que en cualquier momento podemos sufrir estas situaciones».

Desde que se dio a conocer la noticia, una buena parte de la sociedad comenzó a manifestarse a favor y en contra. Los comentarios van desde el apoyo completo al proyecto, hasta algunos que manifiestan irónicamente que si se implementa la medida, que también haya vagones exclusivos para personas de otras nacionalidades, edades,  clases sociales, entre otros. Asimismo, varios usuarios del subte en Buenos Aires afirman que el proyecto es totalmente discriminatorio para aquellos hombres que jamás acosaron a una mujer.

[pullquote]Ocaña piensa que con separar a las mujeres de los hombres en el horario pico, la problemática del acoso sería solucionada parcialmente[/pullquote]

El proyecto funcionaría como una medida parche, que no soluciona la problemática de fondo. El acoso, tanto en los medios de transporte como en la vía pública, es parte del día a día de muchas mujeres. No se soluciona con implementar vagones exclusivos, no se soluciona separando a hombres de mujeres. Se soluciona con voluntad política de querer cambiar esta situación de raíz.

Graciela Ocaña afirma que «Si bien todos, hombres y mujeres, tenemos derecho a viajar de forma segura en el transporte público, y que son absolutamente repudiables las agresiones perpetradas, la gravedad de la situación requiere tomar medidas drásticas que otorguen mayor comodidad y seguridad a las pasajeras mujeres, priorizando su bienestar».

Lo cierto es que a pesar de que el proyecto, de ser aprobado, pueda disminuir las situaciones de acoso en el transporte, no logra reparar la situación de violencia de género que se vive en Argentina. Y es que aunque se implementen vagones para mujeres, aquellos hombres que acosan en los subtes, trenes y colectivos, seguirán haciéndolo fuera de ellos.

Por otra parte, en vez de educar a la población para revertir las situaciones de acoso, se quiere separar a las mujeres de los hombres en los horarios pico. La medida es un parche para tapar una problemática mucho más profunda. En este sentido es primordial que los funcionarios políticos que realmente se quieran comprometer para erradicar la violencia de género, trabajen en proyectos que modifiquen esta situación en profundidad.

También es imperante que el Estado coloque en su agenda a las problemáticas de violencia que viven las mujeres y que se comprometa seriamente para poder eliminar la violencia de distintos niveles que sufrimos las mujeres a diario.

 

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments